publicidad

Thomas Eric Duncan, en estado crítico, está 'luchando por su vida'

Thomas Eric Duncan, en estado crítico, está 'luchando por su vida'

La primera persona en ser diagnosticada con ébola en EEUU pasó de estar grave a en condición crítica.

Su condición no es alentadora

Al pasar de una condición grave a crítica, Thomas Eric Duncan, la primera persona en ser diagnosticada con ébola en Estados Unidos, se encuentra “luchando por su vida”, según el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Cabe recordar que Duncan enfermó tras llegar a Dallas procedente de Liberia, lo que aumenta los temores de que la peor epidemia de ébola de la historia se expanda fuera de África Occidental, según informó la agencia Reuters.

En entrevista con CNN, Thomas Frieden, el director de CDC, admitió que “el asunto de haber fallado inicialmente en el diagnóstico es preocupante”, pero dijo que se han intensificado los esfuerzos para que, en caso necesario, se logren detecciones oportunas de la enfermedad.

Buscan a un indigente que podría estar en riesgo

En tanto, las autoridades en Dallas buscan a un indigente que podría haber tenido contacto con Duncan, informaron autoridades el domingo.

La persona no está considerada entre las 10 que sin duda tuvieron contacto con Thomas Eric Duncan. El hombre es parte de un grupo más grande, de 38 personas, que estuvieron cerca de Duncan cuando ya mostraba síntomas de la enfermedad, dijeron autoridades, de acuerdo a la AP.

El juez del condado de Dallas Clay Jenkins dijo que el hombre es "un individuo de bajo riesgo". Las autoridades supervisan su estado desde un día antes pero quieren tomar su temperatura regularmente para asegurarse de que no presenta fiebre, un posible síntoma de contagio de ébola.

publicidad

"Trabajamos para localizar a ese individuo y llevarlo a un sitio cómodo, donde lo podamos supervisar y atender todas sus necesidades", dijo Jenkins, quien agregó que la búsqueda del hombre era una medida precautoria.

Las nueve personas en 'alto riesgo'

En tanto, las autoridades sanitarias de Estados Unidos precisaron la tarde del sábado que nueve personas que tuvieron contacto con Duncan tienen "alto riesgo" de desarrollar la enfermedad.

"En este momento hemos identificado, en conjunto con nuestros compañeros en Texas, nueve individuos que estuvieron definitivamente en contacto con el paciente y eso incluye a miembros de la familia y personal médico", dijo Frieden en Atlanta, destaca Efe.

El funcionario señaló que, aparte de las nueve personas del entorno familiar y médico que tuvieron contacto directo con Thomas Eric Duncan, el liberiano que contrajo el ébola en su país y ahora recibe tratamiento en un hospital de Dallas, otras 46 personas se mantienen en observación por haber tenido contacto con el paciente.

En una teleconferencia de prensa conjunta con autoridades de Dallas, Frieden señaló que se estima que al menos 114 personas tuvieron contacto, o pudieron haber tenido contacto, con Duncan, la primera persona diagnosticada con ébola en Estados Unidos.

Ninguna de las personas que se halla bajo observación ha presentado por el momento síntomas de la enfermedad (fiebre, dolores musculares, vómitos o sangrado) en alguna de las dos revisiones diarias que se les practican, y que se extenderán por un período de 21 días, según indicó.

Las autoridades enfatizaron que encuentran en la labor de concluir con la localización de las personas que hayan tenido contacto con el enfermo, para determinar si es que han desarrollado la enfermedad y, en ese caso, proceder a su tratamiento en habitaciones aisladas.

La cadena de contagio

"Así es como se rompe la cadena de contagio, y por eso estamos seguros de que vamos a poder detener la propagación en Texas o en otra parte", señaló el funcionario.

Por su parte, la familia del paciente fue trasladada este viernes a una vivienda en la ciudad de Dallas, cuya ubicación exacta no se ha dado a conocer y en donde permanecerá el resto del periodo de cuarentena que deben cumplir.

Las autoridades, tanto locales como federales, habían recibido fuertes críticas por mantener a los allegados de Duncan en el mismo apartamento en el que permaneció el enfermo durante días.

Varios camiones de limpieza especializada llegaron ayer al complejo de apartamentos ubicado en la localidad de Vickery Meadow, en el norte de Dallas, para desinfectar la unidad en la que estuvo alojado Duncan desde que llegó de Liberia, el pasado 20 de septiembre, añadió Efe.

"Vamos a continuar trabajando meticulosamente para asegurarnos de que si alguien es expuesto sea identificado de forma rápida y reciba el tratamiento que necesita", aseveró durante la rueda de prensa David Lakey, comisionado del Departamento de Salud de Texas, y quien resaltó que la ciudad trabaja de manera activa para establecer planes de contención en caso aparezcan nuevos casos.

publicidad

Máxima alerta en Texas

Por otro lado, las autoridades señalaron este domingo que se mantienen en "máxima alerta" en Texas, mientras observan de cerca a la decena de personas que tuvieron contacto directo con Thomas Eric Duncan.

"Todos estamos en alerta máxima y es la forma que debe ser", dijo en teleconferencia de prensa desde Atlanta David Lakey, comisionado del Departamento de Salud de Texas

"Queremos que los hospitales aquí en Texas, y en todo Estados Unidos, se mantengan en alerta máxima para identificar a pacientes que puedan tener síntomas consistentes con el ébola y que puedan haber estado recientemente en los países afectados", precisó.

Durante el encuentro con los medios, el juez Clay Lewis Jenkins, que está a cargo de la emergencia en Texas, señaló que las autoridades estatales buscan a una persona con "bajo riesgo" de contagio, con el fin de determinar con precisión si tuvo un contacto directo con Duncan.

De acuerdo al juez, efectivos de la Oficina del Alguacil y la Policía de Dallas quieren dar con la persona con miras a "trasladarlo a un sitio cómodo para que permanezca bajo observación".

"Quiero enfatizar que esta persona no ha cometido ningún delito y es una persona de bajo riesgo", resaltó Jenkins, quien añadió que la última vez que fue visto no tenía fiebre ni presentaba síntomas de haber contraído la enfermedad.

publicidad

Las autoridades del condado de Cobb, en Georgia, informaron noche que un prisionero que había viajado recientemente a África Occidental, y que presentaba síntomas similares a los de la gripe, dio negativo en las pruebas de detección de ébola, aunque como medida de precaución el detenido fue aislado en un centro médico local mientras se realizaron los exámenes.

Asimismo, funcionarios de los CDC confirmaron que un paciente que permanece ingresado en el Hospital Universitario Howard, en Washington DC, no ha sido contagiado con la enfermedad.

La preocupación entre los estadounidenses por la llegada del virus al país y la capacidad de su sistema de salud aumentó al trascender que Duncan acudió al hospital días antes de su diagnóstico, con síntomas y recién llegado de Liberia, pero los médicos le recetaron antibióticos y lo mandaron de vuelta a casa.

Duncan viajó a Estados Unidos con el propósito de casarse con su pareja e iniciar una nueva vida en ese país, según explicó la Iglesia Baptista Wilshire, a la que pertenece ella, y a quien el paciente conoció años atrás en Liberia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad