Noticias

No todos quedaron conformes con el Museo de la Memoria del 11/S

No todos en EEUU están de acuerdo con todas las reliquias, documentos y recuerdos del Museo de la Memoria.
15 May 2014 – 12:48 PM EDT


El traslado de restos humanos sin identificar y una película sobre Al Qaeda causaron malestares e incomodidades.

No todos en Estados Unidos están de acuerdo con todas las reliquias, documentos, recuerdos, historias, películas, fotos y relatos que guarda el Museo de la Memoria de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Inaugurado este jueves por el Presidente Barack Obama en una solemne ceremonia transmitida en vivo por las principales cadenas de televisión de Estados Unidos, entre ellas Univision y NoticiasUnivision.com, el museo fue construido en el subsuelo de las piscinas del Memorial erigido donde antes se encontraban las torres del World Trade Center.

En el discurso de inauguración Obama dijo el recorrido por el museo “es una experiencia profunda y conmovedora” que le permitirá a los visitantes “conocer y recordar a las casi 3 mil víctimas” de los atentados perpetrado por 19 terroristas que hace casi 13 años secuestraron cuatro aviones comerciales.

 


Dos de las naves destruyeron el Centro Mundial de Comercio de Nueva York, un tercero se estrelló en el edificio del Pentágono y un cuarto cayó en las afueras de Pennsylvania.

El museo cuenta las historias de las víctimas a través de fotografías, recuerdos, anillos, pedazos de las estructuras de las Torres Gemelas, carros de bomberos destruidos, restos de edificaciones, cartas, y en una zona a la que el público no tendrá acceso, reposan los restos humanos de víctimas que no han podido ser identificadas por las autoridades.

Fue esta decisión, la de llevar los restos humanos al Museo, lo que generó dolor en familiares de víctimas quienes, previo a la inauguración, protestaron con mordazas por el traslado a una zona situaba a los pies de donde se encontraba la torre uno del World Trade Center. Toda la operación se mantuvo en secreto y sólo fue comunicada a última hora.

En las protestas familiares acudieron hasta la Zona Cero para protestar en silencio. Se colocaron mordazas negras en la boca y de esa manera expresaron la rabia por la decisión no comunicada a ellos para contar con sus aprobaciones.

 


El diario español El Mundo dijo que el traslado abrió la herida del brutal atentado del 2001 que, si bien está físicamente cerrada en Manhattan, el dolor va por dentro como una procesión interminable.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha dicho que “el Museo es para todos. Para aquellos que presenciaron el evento, con sus propios ojos o por televisión, y que todavía tratan de darle sentido al evento”. Y también va dirigido a las generaciones futuras, “para que no se olvide” lo que sucedió el 11 de septiembre de 2001, dijo el presidente Barack Obama este jueves.

Los restos humanos llevados al Museo están guardados dentro de un ataúd. En su interior hay 7,390 fragmentos humanos.

La otra polémica se conoció cuando un grupo asesor de miembros interreligiosos del clero de Nueva York manifestó su preocupación por un documental que será proyectado en el Museo de la Memoria.

La película, titulada “The Rise of Al Qaeda”, se refiere a los terroristas del 11 de septiembre como islamistas y utiliza en varias ocasiones el término: ”Jihad” (guerra santa).

 


El panel interreligioso teme que las definiciones contenidas en el documental generen perjuicios hacia el Islam entre los visitantes del museo a partir del día que abra sus puertas al público, el próximo 21 de mayo, reportó el diario The New York Times.

”La proyección de este filme así como está ofenderá a nuestros creyentes musulmanes locales así como a los visitantes musulmanes extranjeros que ingresen al museo”, dijo Mostafa Elazabawy, el imán de Masjid Manhattan y miembro del grupo interreligioso.

Elazabawy le manifestó su preocupación al director del museo, a través de una carta. ”Visitantes menos sofisticados que tal vez no entiendan las diferencias entre Al Qaeda y los Musulmanes pueden irse con una visión prejuiciosa sobre el Islam”, apuntó.

El diario neoyorquino dijo que el documental, de siete minutos, (que se reiterará varias veces por día en el museo) explica las raíces de los ataques y la ideología de los terroristas.

”Desde el inicio, tenemos una fuerte responsabilidad de ser fiel a los hechos, de ser objetivos, y de ninguna manera desprestigiar a toda una religión cuando estamos hablando de grupo terroristas”, dijo Joseph C. Daniels, presidente de la organización que supervisa el museo.

RELACIONADOS:NoticiasEEUU
Publicidad