publicidad

No solo son para jugar, los balones también pueden ser medicinales

No solo son para jugar, los balones también pueden ser medicinales

No sólo sirven como parte de un pasatiempo o de un deporte, muchos de ellos también son para rehabilitación.

Muestra de un balón medicinal.
Muestra de un balón medicinal.

No sólo sirven como parte de un pasatiempo o de un deporte, muchos de ellos también ayudan a curar ciertas afecciones y por eso los llaman balones medicinales.

publicidad

Un balón medicinal no es muy diferente a los que se usan para jugar fútbol: son esféricos, de goma, cuero o plástico. Su tamaño puede ser variable, aunque generalmene ocupa el diámetro de los hombros. Puede pesar a partir de 1 kilo hasta los 11 (de 2.205 hasta 24.25 libras).

Tienen dos usos principalmente: son parte de un entrenamiento atlético o son un medio de rehabilitación para ayudar a la gente a recuperarse de o a prevenir lesiones.

Esta es una alternativa que existe desde hace muchos años para captar la fuerza de una manera rápida y eficaz.

Este medio de entrenamiento se empezó a utilizar en los años 50, durante las sesiones de rehabilitación.

Adelanto: Más que un balón Univision

Su creación se debe a la pediatra sueca Elizabeth Kong y a la fisioterapeuta inglesa Mary Quinton, quienes buscaban algo que las ayudara a notificar los músculos y que al mismo tiempo mantuviera activos a sus pacientes. Principalmente a los que sufrían de lesiones en las articulaciones.

Desde entonces muchos deportistas los usan dentro de sus rutinas.

Además su integración a otras actividades, como la gimnasia pasiva, se han visto beneficiadas con los balones medicinales.

Balones que no son solo un juego

Actualmente no sólo se usan para el tratamiento de problemas musculares y articulares sino también como  un medio de entrenamiento aeróbico.

Su eficacia está comprobada: proporciona tonificación muscular, elasticidad, fuerza, potencia, coordinación, equilibrio y fortalecimiento en el tronco. En algunos ejercicios es un medio que ayuda a mejorar el sistema cardiovascular.

También se fortalecen los músculos del abdomen, caderas y hombros.

La diferencia con un pelota estándar rellena de aire, el peso del balón medicinal es muy importante.

Soccket: el balón que da energía en Brasil Univision

Si usamos peso de más puede contribuir en llevar a los ejercicios al siguiente nivel y además ayuda para absorver el impacto si la pelota es golpeada de remate.

Para las personas quienes no son atletas profesionales, el peso de un balón medicinal tiende a no exceder cerca de las 8 libras (3.63 kg).

Mientras que los balones medicinales más ligeros son usados por atletas que han sufrido de alguna lesión.

Sus precios varían de acuerdo a la marca y material pero van de los 20 hasta los 55 dólares, por aclarar algún precio aproximado.

Lo que uno no debe de pasar por alto es que el trabajo con los balones medicinales debe llevar mucho cuidado para evitar futuras lesiones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad