publicidad
Cada año cientos de niños son juzgados como adultos en el estado de Florida. Foto: archivo

Niños de Florida reciben sentencias judiciales como si fueran adultos

Niños de Florida reciben sentencias judiciales como si fueran adultos

Florida procesa cada año cientos de niños como si fueran adultos ocasionándoles consecuencias de por vida.

Cada año cientos de niños son juzgados como adultos en el estado de Flor...
Cada año cientos de niños son juzgados como adultos en el estado de Florida. Foto: archivo

Niños marcados de por vida

A Oliver se le hizo fácil robar dos ordenadores portátiles de su salón de clases cuando tenía 16 años. Nunca pensó que sería juzgado en un tribunal de adultos, lejos de sus padres.

De acuerdo a un informe titulado "Branded for Life" (Marcado de por vida), publicado por Human Rights Watch, cada año el estado de Florida procesa injustamente a cientos de niños como adultos. De ser culpables, estos niños sufren las consecuencias de por vida al llevar en su historial antecedentes penales de adultos.

Oliver ya no podrá votar en las elecciones y le será difícil encontrar un trabajo estable o encontrar donde vivir.

"Los niños son niños hasta la edad de 18. Ellos al ser juzgados en una corte de adultos no entienden el proceso judicial y se sienten solos al no tener a su madre o a su padre junto de ellos", explica a UnivisionNoticias.com Alba Morales, investigadora de Human Rights Watch y autora del reporte.

publicidad

El estudio asegura que entre 2012 y 2013 el 60% de los niños juzgados en un tribunal de adultos fue acusado por delitos no violentos.

Duras sentencias a los menores

Un chico llamado Matthew, de 17 años, fue acusado de robo como si fuera un adulto por irrumpir en el patio trasero de una casa y tomar una impresora que estaba almacenada ahí.

Para Morales, este tipo de sentencias suceden en una etapa delicada para los adolescentes en la que están creciendo y necesitan mucha ayuda de los adultos para crecer.

"En una corte juvenil se llama a los padres, quienes son parte del proceso y se les pide explicar cómo es su hijo en casa, en la escuela, etc. Así pueden ayudar a entender por qué sus hijos actuaron así e influir en el proceso de rehabilitación", añade Morales.

"En la corte de adultos quieren encerrarnos, en el tribunal de menores quieren ayudarnos a tomar mejores decisiones", dijo un chico a Human Right Watch.

Los fiscales tienen gran poder

De acuerdo al reporte, el poder abrumador que tienen los fiscales de Florida ha provocado que cientos de niños sean juzgados y castigados como adultos.

"Los fiscales llevan más de dos décadas gozando de tal poder y no quieren soltar esta autoridad a los jueces", subraya la autora del estudio.

Otro niño llamado Karl que enfrentó a la edad de 15 años una sentencia de 25 años de prisión en una cárcel de adultos, dijo que "era mucho tiempo para estar lejos de mi abuela".

Y Scott, quien fue injustamente detenido y acusado como un adulto, no pudo asistir a una de las academias de bomberos de la Florida como lo había planeado porque su detención como adulto permanecía en su récord a pesar de que se retiraron los cargos.

Alba Morales constató en su investigación que en las cárceles de adultos no hay dónde tomar clases ni áreas de recreación. Tampoco hay grupos de soporte.

"En la cárcel de adultos, hay un espacio separado para los chicos pero no tienen los mismos recursos que en las cárceles juveniles. Ahí presencian violencia y muchas veces no pueden salir", finaliza Morales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad