publicidad

Muere una joven que había resultado herida en el tiroteo de la escuela de Washington

Muere una joven que había resultado herida en el tiroteo de la escuela de Washington

La cifra de muertos por el tiroteo se eleva a tres. Otros tres estudiantes heridos permanecen graves.

Tiroteo en escuela de Washington cobra otra víctima Univision

El centro médico donde estaba hospitalizada confirmó la noticia

Falleció Gia Soriano, una estudiante de 14 años, que había resultado herida en el tiroteo de la escuela Pilchuck de Marysville en Washington. La joven se convierte en la segunda víctima del tiroteo en el instituto Pilchuck de Marysville, Washington, donde el viernes un joven de 15 años abrió fuego contra sus compañeros y luego se suicidó.

“Lamentamos que Gia Soriano falleciera esta noche a consecuencia de sus heridas. A pesar de los enormes esfuerzos de nuestros especialistas, por desgracia, las lesiones traumáticas fueron graves”, publicó el Centro Médico Regional de Providence Everett a través de un comunicado.

Con la muerte de la joven, quien se encontraba en el hospital tras recibir una bala en la cabeza, se eleva a tres la cifra de fallecidos en el tiroteo, donde también murió el agresor, Jailen Fryberg, de 15 años, que se suicidó.

Mientras tanto otros dos estudiantes de 14 y 15 años que resultaron heridos permanecen graves por heridas de bala sufridas en la cabeza. Ambos son primos del agresor Jaylen Fryberg.

El chico de  14 años, Nate Hastch, mostró mejoría aunque permanece delicado en el Harborview Medical Center. Mientras que Shaylee Chuckulnaskit, también de 14, permanece en en terapia intensiva en el Centro Regional Médico de Providence.

publicidad

Leer:  Tiroteo en Washington reabre el debate sobre armas antes de elecciones

El viernes, Zoe R. Galasso, alumna del instituto Pilchuck de Marysville, Washington, murió cuando Fryberg disparó contra ella e hirió a otros cuatro jóvenes (dos mujeres y dos hombres) mientras desayunaban en la cafetería del centro escolar, tras lo cual se suicidó.

Otra escuela teñida en sangre tras tiroteo en una secundaria en Washington Univision

Varios testigos del tiroteo indicaron a los medios de comunicación que el presunto autor de los disparos, Jaylen Fryberg, era estudiante de primer año, y citaron como un posible motivo un desengaño amoroso, según Efe.

La familia de la joven donará sus órganos

Otros tres estudiantes permanecen hospitalizados, dos en estado crítico y uno en estado grave. Dos son primos del agresor.

En rueda de prensa, el Doctor Joanne Roberts leyó una declaración de la familia de Gia:

"Estamos devastados por esta tragedia sin sentido. Gia es nuestra hermosa hija, y las palabras no pueden expresar lo mucho que la vamos a echar de menos".

Roberts mencionó que la familia de Gia donará sus órganos para pacientes que necesitan un trasplante.

Previamente, durante la tarde del domingo, los padres y estudiantes se reunieron en un gimnasio de la escuela, donde a través de altavoces se escucharon palabras de apoyo y oraciones; mientras que miembros de la tribu Tulalip tocaban tambores y cantaban. Fryberg, el atacante, pertenecía a una prominente familia de dicha tribu india.

Los heridos

De los estudiantes heridos, sólo Nate Hatch, de 14 años, mostró una mejoría, aunque se mantiene en estado grave en el área de cuidados intensivos del Harborview Medical Center en Seattle. En tanto, Andrew Fryberg, de 15 años, se mantiene en estado crítico, también en terapia intensiva. Los dos son primos de Jaylen Fryberg, señalado como el pistolero.

Un mal de amores sería el motivo de la balacera en una escuela de Washington Univision

Mientras tanto, Shaylee Chuckulnaskit, de 14 años, permanece en estado crítico en cuidados intensivos en el Providence Regional Medical Center.

Jaylen Fryberg murió en el ataque, después de que una maestra de primer año intervino. No está claro si intencionalmente se suicidó o si el arma se disparó en una lucha con la profesora, señaló Associated Press.

Leer:  Jaylen Fryberg, el estudiante que mató a tiros a una compañera y luego se suicidó

Un altar improvisado en una valla de tela metálica que rodea la escuela, la cual cerró esta semana, fue creciendo durante el domingo. Globos en honor a las víctimas y al tirador adornan la cerca junto con flores, muñecos de peluches y carteles.

publicidad

La comunidad ha buscado estar unida, mientras en la reserva indígena de Tulalip aún buscan asimilar la noticia de que el pistolero era en adolescente que pertenecía a una de las familias más respetadas del lugar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad