publicidad
El número de ejecuciones en el país se ha venido reduciendo paulatinamente en los últimos años.

Estados Unidos falla a favor de condenados a muerte con discapacidad mental

Estados Unidos falla a favor de condenados a muerte con discapacidad mental

El estado de Florida consideraba que cualquier reo con un cociente mayor a 70 puntos podía ser ejecutado.

El número de ejecuciones en el país se ha venido reduciendo paulatinamen...
El número de ejecuciones en el país se ha venido reduciendo paulatinamente en los últimos años.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos falló este martes contra la ley del estado de Florida, que autoriza la ejecución de cualquier condenado a muerte cuyo cociente supere los 70 puntos, argumentando que se deben tener en cuenta otros parámetros para decidir si un reo con discapacidad mental puede ser ejecutado.

Al respecto, el magistrado Anthony Kennedy indicó que la práctica utilizada en ese estado deja de lado los estándares médicos modernos, que señalan que el coeficiente intelectual debe ser considerado junto a otros elementos para evaluar la capacidad mental de un individuo.

¿Qué opinas sobre la pena de muerte en EEUU?

"La pena de muerte es la sentencia más grave que puede imponer nuestra sociedad", escribió en la sentencia el magistrado Anthony Kennedy, cuyo voto definió la decisión.

publicidad

Según revela el portal El Mundo, los expertos suelen situar la frontera de la discapacidad psíquica en los 70 puntos. Pero advierten que las pruebas tienen un margen de error que puede llevar a otorgar hasta 75 puntos a personas con un grave retraso intelectual.

De este modo, el máximo tribunal de Estados Unidos exige a Florida que aplique un margen de error a sus exámenes de coeficiente intelectual, tal y como estipulan los estándares médicos, y haga más duros así los requisitos para llevar a cabo las ejecuciones.

Florida consideraba que cualquier puntuación en el test por encima de 70 puntos suponía que el preso era apto mentalmente y por tanto podía ser ejecutado.

La pena capital se mantiene en más de 30 estados

En el origen de la decisión del Supremo se encuentra el caso de Freddie Lee Hall, que fue condenado a muerte por violar y asesinar en 1978 a Karol Hurst: una joven de 21 años embarazada de siete meses.

Un tribunal de Florida estableció en 1999 que el acusado sufría problemas mentales y un fuerte retraso intelectual. Pero sus abogados no recurrieron su sentencia hasta 2002, cuando el Supremo declaró que ejecutar a un discapacitado psíquico no se ajustaba a la Constitución.

Las pruebas sobre el cociente intelectual de Hall no son concluyentes. Dos jueces de Florida dijeron que no superaba los 60 puntos.

Pero pruebas posteriores lo situaron entre los 71 y los 80. Unas cifras fronterizas que llevaron a sus abogados a someter el caso al criterio del Supremo.

Aunque la pena capital se mantiene en más de 30 estados, el número de ejecuciones en el país se ha venido reduciendo paulatinamente en los últimos años, desde el tope de 98 en 1999 a 38 en 2013, según datos del Death Penalty Information Center.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad