Noticias

Entrenar a los rebeldes sirios tomará "entre 8 y 12 meses", dice el Pentágono

Hasta por lo menos mayo de 2015 los rebeldes que combatirán a ISIS estarán listos para volver a Siria.
19 Sep 2014 – 4:55 PM EDT

El portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, señaló en una rueda de prensa el viernes en Washington que este proceso de selección tomaría "entre tres y cinco meses", y se produciría de manera coordinada con las agencias de inteligencia estadounidenses y el gobierno de Arabia Saudí.


Kirby eludió precisar el lugar concreto donde se llevará a cabo el entrenamiento de los rebeldes sirios en territorio saudí y se limitó a afirmar que se realizaría en instalaciones "ya existentes" por un periodo de "entre 8 y 12 meses".



 


Explicó que los combatientes tendrían tres misiones a su regreso a Siria: "defender sus comunidades, atacar a los militantes del ISIS y luchar contra las fuerzas del líder sirio Bashar Al Asad".

Por su parte, Susan Rice, la consejera Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, insistió en que este proceso de entrenamiento va a llevar "un tiempo", pero subrayó que "lo haremos tan rápido como podamos".



Las declaraciones del portavoz del Pentágono se producen un día después de que el Congreso diera luz verde a la solicitud de autorización del presidente Barack Obama de una partida de $500 millones para armar y entrenar a la oposición moderada a Asad en Siria, como parte de su plan de "degradar y destruir" a los yihadistas que controlan amplias zonas en Irak y Siria.

El 8 de agosto la Fuerza Aérea de Estados Unidos inició una campaña de bombardeos a posiciones del Estado Islámico en Irak. La semana pasada Obama anunció que ampliaría las operaciones militares para degradar y destruir a ISIS en Siria, aunque sin el despliegue de tropas estadounidenses sobre el terreno.

Tras la aprobación en el Senado el jueves del presupuesto para entrenar a los rebeldes sirios, Obama agradeció al Congreso la rapidez en autorizar el proyecto de ley.

 


"Hemos demostrado que las amenazas a Estados Unidos, las amenazas a nuestros aliados, no nos dividen, sino que nos unen", dijo Obama en una comparecencia no anunciada desde la Casa Blanca.

El mandatario insistió en que las tropas estadounidenses, "ni tienen ni tendrán" un rol de combate terrestre en Irak y Siria, y no hizo referencia alguna a cuándo comenzarán los ataques aéreos en Siria que anunció hace una semana en el marco de su campaña para derrotar al Estado Islámico.

Este viernes, el secretario de Estado, John Kerry, animó a Irán a sumarse a los esfuerzos para combatir a los yihadistas del Estado Islámico, una campaña que a su juicio requiere de una gran coalición internacional.

"Hay un papel para casi todos los países del mundo, incluido Irán", dijo Kerry en su intervención en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en la que también estaba presente el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif.



El jefe de la diplomacia estadounidense puntualizó que la acción internacional contra ISIS no debe ser sólo militar, sino de carácter más amplio.



"Frente a este tipo de mal, solo tenemos una opción: enfrentarlo con una campaña global integral comprometida y capaz de degradar y destruir esta amenaza terrorista", defendió.



Kerry confió en que a lo largo de la próxima semana, cuando gran parte de los líderes del mundo estarán en la Asamblea General de la ONU, más socios se sumen a las acciones contra el Estado Islámico.

(Con información de Efe.)

RELACIONADOS:NoticiasEEUU
Publicidad