publicidad
Elefante, el símbolo del Partido Republicano.

Ningún candidato lidera las preferencias de los republicanos para la nominación

Ningún candidato lidera las preferencias de los republicanos para la nominación

El exgobernador de la Florida, que aún no  ha anunciado su candidatura, lidera el campo republicano. Hillary arrasa entre los demócratas

Elefante, el símbolo del Partido Republicano.
Elefante, el símbolo del Partido Republicano.

La buena noticia: ningún candidato aún ha tomado la delantera entre los republicanos y sus simpatizantes entre las preferencias para enfrentarse por la Casa Blanca, y eso permite que puedan albergar la esperanza de ser el elegido. La mala noticia: se avecinan meses de una dura contienda intestina de la que solo puede salir un presidenciable. 

Ni Marco Rubio, ni Ted Cruz, ni Rand Paul. Ninguno de los tres políticos republicanos que ya han decidido lanzarse a la pista para luchar por la Casa Blanca ha logrado despegarse y marcar una clara preferencia entre los votantes republicanos y los simpatizantes independientes del Partido Republicano.

Es más, el que por ahora va en cabeza siquiera (aunque muchos lo dan por descontado) ha hecho pública su candidatura. Jeb Bush se alza con un 17% de apoyo, cinco puntos más que el segundo clasificado, el gobernador de Wisconsin, Scott Walker. Paul y Rubio se quedan con un 11%, mientras que Mike Huckabee tiene un punto menos y Ted Cruz solo convence al 7%.

publicidad

En el lado demócrata, la ecuación parece estar más clara y el nombre que esconde la X indica que será Hillary Clinton: 58 de 100 encuestados mostraron su entusiasmo de que ella sea la cara del Partido Demócrata para las elecciones de 2016. 

Así se desprende de una encuesta de CNN, publicada este lunes que entrevistó en todo el país 1,018 adultos estadounidenses entre el 16 y el 19 de abril. 

Seis fortalezas de Bush (y una debilidad)

El sondeo de la televisora muestra que el hijo y hermano de anteriores presidentes posee una serie de atributos que permiten que los electores lo vean como el más adecuado para ocupar el sillón presidencial. Más de un cuarto de los interrogados (27%) consideran que es el líder con la experiencia para ser presidente. Parecido porcentaje (26%) lo citan cuando son preguntados por la mejor carta de la baraja republicana para ganar al candidato demócrata. 

De la misma manera, es considerado como el político más fuerte dentro de la amplia panoplia de candidatos dentro de la formación (21%). También se impone como el que tiene la visión más clara para Estados Unidos (casi un cuarto). Y ocupa la primera posición de preferencia cuando al ciudadano le preguntaron sobre el posible candidato que se preocupa más por la gente como él (18%) y cuál cree que es el que comparte de manera más cercana sus valores  (19%).

Sin embargo, no consigue despegarse de sus potenciales rivales. Es más, pese a que ha aumentado ligeramente con respecto a la última encuesta de CNN, sigue sin convencer a una gran mayoría. Por el contrario, otros candidatos -como Marco Rubio- han visto sus expectativas aumentar considerablemente, tal como muestra el siguiente gráfico. 

Así pues, ¿es Jeb Bush, el potencial candidato de 62 años el que mejor representa el futuro del Partido Republicano? Justamente, cuando Marco Rubio hizo su "gran anuncio" criticó aquellos que con recetas del pasado quieren llevar a este país al futuro. Y pese a que criticó directamente a Hillary Clinton (a la que calificó directamente como una candidata del pasado), muchos vieron en su discurso una crítica también al segundo hijo de George H. W. Bush.

Según este sondeo, el exgobernador de la Florida y el senador cubanoamericano empatan al ser considerados el futuro del partido con un 18%. El tercero en este apartado es Rand Paul, pero con ocho puntos menos. 

Los datos de CNN muestran que el senador por la Florida ha conseguido sacar ventaja de su anuncio y se colocado entre los cinco principales candidatos que pelean (o podrían hacerlo) por el puesto de Barack Obama.

Hillary, sin rival

Pese a todo, y siempre según esta encuesta y a la espera de que se desarrolle toda la campaña electoral y comiencen los ataque por uno y otro lado, cualquiera que fuera el rival de la exprimera dama vería sus aspiraciones truncadas, tal como muestra el siguiente gráfico. 

publicidad

Pero antes de que pase a un enfrentamiento contra cualquiera que sea el nominado por el Partido Republicano, la exsecretaria de Estado tendrá que hacer frente a las huestes de su propio partido. Aunque no parece que será muy cruenta esa batalla... si finalmente sale alguien con suficiente valor como  para disputarle el puesto. 

Hoy por hoy, y sabiendo que solo ella ha dado el paso, no existe ninguna figura dentro del partido que le haga sombra. Siquiera tímidamente. Casi siete de cada 10 votantes demócratas o independientes que se inclinan hacia esta formación, la apoyan. Frente a este 69% de apoyo, tras ella aparece a lo lejos el vicepresidente Joe Biden, con un discreto 11% de simpatías. Y tras ellos, ya ningún otro líder alcanza los dos dígitos. 

¿Y ve el electorado en Hillary Clinton los atributos de una presidenta? En numerosos aspectos, sí. Así lo declaran casi nueve de cada 10 al ser preguntados si ven en ella una fuerte y decidida líder (88%), con una visión de futuro para Estados Unidos (88%).  Además, más de ocho de cada 10, consideran que es el futuro del Partido Demócrata (82%) y que se preocupa por gente como ellos (82%). 

Una calificación menor, aunque aún bastante elevada, consigue cuando los encuestadores preguntaron sobre la honestidad y la confianza en la candidata. El 75% también ve en ella estas cualidades. 

publicidad

La encuesta, que fue realizada entre los días 16 y 19 de abril, por teléfono tiene un margen de error de +/- 3 puntos. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad