null: nullpx

En fotos: la ostentosa ascensión al trono de Naruhito, el nuevo emperador de Japón

En una ceremonia llena de tradiciones milenarias, donde el gobierno exhibe a la monarquía para preservar el patrimonio cultural del país, fue proclamado el nuevo emperador de Japón, Naruhito. El nuevo monarca, de 59 años, prometió cumplir su deber constitucional como símbolo del estado para darle continuidad a monarquía hereditaria más antigua del mundo, que según los historiadores se remonta a 1,500 años.
22 Oct 2019 – 01:36 PM EDT
Comparte
1/10
Comparte
El emperador Naruhito ascendió al trono del crisantemo, proclamándose como el 126to emperador de Japón, mientras el público gritaba “banzai” para desearle un largo y próspero reinado. El primer ministro japonés, Shinzo abe, hizo tres exclamaciones de esta expresión tradicional frente a él, para desearle una larga vida de “10,000 años”. Crédito: Issei Kato/AP
2/10
Comparte
En una ceremonia en el Palacio Imperial, Naruhito prometió cumplir su deber constitucional como símbolo del estado y mantenerse cerca del pueblo. La ceremonia pone punto final a una serie de rituales iniciados en mayo, cuando Naruhito heredó el puesto tras la abdicación de su padre, Akihito. Crédito: POOL/REUTERS
3/10
Comparte
El momento del grito de “banzai’ de los invitados a la ceremonia. En gran medida el objeto de la proclamación es permitir que el gobierno exhiba a la monarquía para ganar el apoyo del público y preservar el patrimonio cultural de Japón, según comentaron historiadores citados por la agencia AP. Crédito: POOL/REUTERS
4/10
Comparte
Cientos de japoneses se reunieron a las afueras del palacio imperial para celebrar la proclamación del nuevo monarca. Naruhito es el 126to emperador en la monarquía hereditaria más antigua del mundo, que según los historiadores se remonta a 1,500 años. Crédito: Jae C. Hong/AP
5/10
Comparte
Naruhito visitó tres santuarios sintoístas antes de proclamarse emperador. El sintoísmo, una religión tradicional en Japón, es el segundo culto más popular del país, después de budismo japonés. Algunos transeúntes en las calles de Tokio, la capital, se detuvieron frente a las pantallas para ver la ceremonia. Crédito: Aaron Favila/AP
6/10
Comparte
Algunos mandatarios y monarcas del mundo estuvieron en la ceremonia, entre ellos el príncipe Carlos, heredero de la corona británica. Crédito: KYODO/REUTERS
7/10
Comparte
La emperatriz de Japón, Masako, a su salida de la sala de ceremonias después de la ceremonia de la entronización. Uno de los rituales que debió seguir el emperador fue venerar a la diosa Amaterasu, la antecesora mitológica de los emperadores japoneses. POOL/REUTERS
8/10
Comparte
El rey Felipe de España y su esposa Letizia, en el Palacio Imperial de Japón. La ceremonia de entronización estuvo inspirada originalmente en una de la antigua dinastía Tang de China, y fue la segunda parte de un proceso de tres luego de la sucesión en mayo. Crédito: POOL/REUTERS
9/10
Comparte
La princesa Mako, hija mayor del nuevo emperador. El próximo mes se llevará a cabo la tercera y última parte del proceso de entronización, el altamente religioso y polémico ritual de la Gran Cosecha. Se espera que asistan alrededor de 2,000 invitados de Japón y el extranjero. Crédito: POOL/REUTERS
10/10
Comparte
Naruhito asume el trono de la monarquía japonesa a sus 59 años. Algunos expertos han planteado cuestionamientos sobre el financiamiento del gobierno, de unos 150 millones de dólares, para ceremonias que contienen ritos religiosos. Pese al tiempo, esfuerzo y costo de los preparativos, el acto duró apenas 30 minutos. Crédito: ISSEI KATO/REUTERS
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés