null: nullpx
Violencia de Género

Las dudas por resolver en el caso de las niñas secuestradas por su padre: la búsqueda en el mar termina este jueves

Se intensifican las labores de rastreo en el oceáno Atlántico para hallar los cuerpos de la pequeña Anna y de su padre, Tomás Gimeno, quien la secuestró y mató junto a su hermana Olivia. El cadáver de la hermana mayor apareció la semana pasada a 1,000 metros de profundidad.
14 Jun 2021 – 03:20 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Se acorta el tiempo para hallar el cuerpo de la pequeña Anna, la bebé de un año secuestrada y asesinada en España por su padre, Tomás Gimeno, junto a su hermana Olivia, de seis años, cuyo cadáver fue hallado el pasado jueves, según el auto judicial del caso.

El buque que logró encontrar a Olivia a 1,000 metros de profundidad en el océano Atlántico retomó las labores de búsqueda este lunes después de un fallo técnico que le impidió operar durante el fin de semana, pero solo trabajará hasta este jueves, ya que tiene otras misiones comprometidas que debe atender, tal como anunció este lunes el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

El buque del Instituto Español de Oceanografía " Ángeles Alvariño" ha sido decisivo en la resolución de este caso al frustrar la intención de Gimeno de que nunca se encontraran los cuerpos de las niñas y, por tanto, la madre y su expareja, Beatriz Zimmermann, se quedara para siempre con la incertidumbre sobre su paradero.

Durante los más de 40 días de búsqueda, Beatriz Zimmermann expresó siempre su esperanza de que Gimeno, como le había hecho entender en sus últimas llamadas, hubiera viajado a otro país con las niñas pero sin hacerles ningún daño.

La jueza a cargo del caso cree que Gimeno quería “provocar a su expareja el mayor dolor que pudo imaginar, al colocarla de forma deliberada en la incertidumbre acerca de la suerte o destino que habían sufrido en sus manos Olivia y Anna”.

Contra Gimeno, hay una órden de búsqueda y captura internacional aunque los investigadores del caso están convencidos de que no se fugó sino que terminó con su vida tras asesinar a las niñas.

Hallar el cadáver para descartar la fuga

No obstante, hallar su cadáver es determinante para descartar con certeza la posibilidad de que haya logrado fugarse a otro país en otro barco, una hipótesis que se barajó en las primeras fases de la investigación.

La pequeña Anna está oficialmente desaparecida, pero la jueza consigna en su auto que Gimeno la asesinó junto a su hermana Olivia en su casa y después arrojó sus cuerpos al mar, lastrados con un ancla para que fueran muy difíciles de encontrar en un punto de gran profundidad que él conocía bien como buzo.

El cuerpo de Olivia apareció en una bolsa y junto a ella, lastrada por el ancla, había otra bolsa rasgada en la que se cree que estaba el cuerpo de Anna, que pudo salirse y que, por lo tanto, podría ser muy difícil de encontrar.

El "Ángeles Alvariño" lo intentará hasta el jueves. Es un buque especializado que se utiliza por primera vez en labores de rastreo en un caso de desaparición de personas.

La investigación del caso continuará pero el trabajo en el mar, que se considera la tesis principal del caso, solo durará hasta este jueves.

Dudas por resolver del caso de Anna y Olivia


Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés