null: nullpx
Eurocopa

Cánticos racistas desde las gradas remecen el fútbol europeo y Bulgaria vuelve a ser la protagonista

Los aficionados de la selección bulgara realizaron cánticos, ruidos y señales racistas en contra de los jugadores de la selección inglesa durante un partido de selección para la Eurocopa 2020, este lunes por la noche.
15 Oct 2019 – 4:45 PM EDT

Apenas habían pasado poco más de 25 minutos del primer tiempo del partido de clasificación para la Eurocopa 2020 entre la selección de Inglaterra y la de Bulgaria, cuando los jugadores ingleses ya habían anotado dos goles a sus contrincantes.

Los aficionados de Bulgaria no estaban muy felices en las tribunas del estadio Vasil Levski, en la ciudad de Sofía, capital de ese país, el lunes por la noche. Los ánimos se calentaban y las caras del público búlgaro se veían molestas.

Minuto 28 del partido, ahí fue cuando ocurrió el incidente, un canto con tintes racistas para atacar a los que, en ese momento, ya se perfilaban como los vencedores del encuentro comenzó a escucharse desde la tribuna búlgara.

Fue cuestión de unos segundos, cuando el árbitro decidió detener el partido por la agresión, luego de ser alertado por el jugador debutante de la selección inglesa, Tyrone Mings, sobre lo que estaba pasando.

Uno de los locutores del estadio dijo por las bocinas del lugar que si esta situación continuaba, el partido sería definitivamente cancelado. Los gritos e insultos, que incluían ruidos de mono y señales nazis, fueron cesando, mientras los jugadores se veían las caras, algunos con asombro y otros con molestia, esperando a que la situación volviera a la calma.

La detención del juego formaba parte del protocolo de tres pasos a seguir ante este tipo de situaciones impuesto por la Liga de Campeones de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA).

El juego continuó, Inglaterra permanecía como el perfecto ganador sin que el balón hubiera entrado a su portería en ninguna ocasión. Sin embargo, justo cuando el reloj marcaba el minuto 43 del encuentro, nuevamente el árbitro detuvo el partido. Los gritos continuaban, las ofensas hacia los jugadores del lado inglés eran evidentes.

Los mensajes de advertencia volvieron a repetirse y el encuentro pudo finalizar con un marcador de 6 – 0 a favor Inglaterra. A través de su cuenta de Twitter, la Asociación de Fútbol inglesa señaló que los jugadores habían sido "sometidos a cánticos racistas abominables" y que pediría se "investiguen con urgencia".


Esta no es la primera vez que Bulgaria es noticia por este tipo de actos racistas. A principios de año la selección fue sancionada por cantos raciales por parte de su afición durante los encuentros con Kosovo y la República Checa.

A través de un comunicado, este martes se anunció la renuncia del presidente de la Asociación de Fútbol de Bulgaria, Borislav Mihaylov. "Su decisión es consecuencia de las tensiones causadas en los últimos días; un entorno que es perjudicial para el fútbol búlgaro y para la asociación búlgara de fútbol", señala el texto.

En América otras selecciones también han sido sancionadas por expresiones inapropiadas, agresivas o discriminativas por parte de sus aficionados. La selección de México fue sancionada tras un grito considerado 'homofóbico' por parte de su fanaticada.

La UEFA se comprometió en trabajar para erradicar este tipo de incidentes racistas dentro de los partidos de fútbol. Por su parte el jugador de la selección inglesa Tyrone Mings tuiteó que siempre recordará su debut “como un momento en el que nuestro país se mantuvo firme, alto y orgulloso en la lucha contra la discriminación”.

Mira también:


En fotos: los 10 jugadores mejor pagados en el fútbol europeo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Eurocopa InglaterraReino UnidoBulgariaFutbol
Publicidad