Mercedes-Benz

La pickup Mercedes-Benz Clase-X no llegará a Estados Unidos porque no tiene nada que hacer aquí

La nueva camioneta pickup de Mercedes-Benz llegará a casi todo el mundo hablando con un fuerte acento franco-japonés.

El pasado martes en ciudad del Cabo, Sur África, Mercedes-Benz reveló finalmente la nueva Clase-X, su esperada camioneta pickup. La Clase-X está basada en la Nissan Navara, la camioneta pickup mediana de la Alianza Renault-Nissan que también es conocida como Renault Alaskan.

La Clase-X saldrá a la venta en Alemania en noviembre próximo y su disponibilidad será desplegada progresivamente a través de 2018 en varios mercados de Europa, América del Sur, África y Oceanía. Su eventual llegada a Norteamérica es aún un misterio, pero el hecho de que Mercedes-Benz no ha negado definitivamente la posibilidad mantiene vivas las esperanzas.

La Clase-X contará inicialmente con dos motores turbo diésel y uno a gasolina, todos de 4 cilindros. El motor a gasolina, el más pequeño de la alineación, se conseguirá bajo el capó de la versión que será conocida como X 200, y se trata de un 2.0 litros que genera 164 caballos de fuerza y 176 libras pie de torque. Los motores diésel son dos versiones del mismo diseño básico de 2.3 litros; la utilizada por la X 220 con un turbo-alimentador que genera 161 caballos de fuerza y 297 libras pie de torque y la utilizada por la X 250 con un turbo-alimentadores dobles que genera 188 caballos de fuerza y 332 libras pie de torque. Las camionetas con motores diésel contarán con la opción de tracción en las 4 ruedas con engranaje bajo y las transmisiones disponibles son automática de 7 velocidades y manual de 6 velocidades.

Esta es la nueva Mercedes-Benz Clase-X en fotos

Loading
Cargando galería

El menú de motores deja claro que al menos en esta primera instancia la Clase-X no fue concebida para Estados Unidos, un país donde reinan los motores a gasolina y donde la X 200 apenas se podría medir en potencia con las versiones más básicas de Nissan y Toyota y mostraría un déficit de 36 caballos en contra la versión más básica de la Chevrolet Colorado. Se puede decir que la nueva Clase-X Mercedes-Benz no llegará a Estados Unidos porque aún no tiene nada que hacer aquí

A mediados de 2018 Mercedes-Benz incorporará un V6 diésel de 250 caballos de fuerza para los modelos tope de línea de la Clase-X que podrá énfasis en poder y torque, pero aún no se han anunciado los motores que harían factible la llegada de la camioneta a Estados Unidos.

La Clase X es más larga y más ancha que la Nissan Navara en la que está basada y aunque aún así es 20 pulgadas más corta que una F-150 de cabina doble, va a ser una camioneta notablemente grande en los mercados donde va a competir donde el público no está acostumbrado a ver las camionetas full size que abundan el Norteamérica. La nueva camioneta llegará en tres niveles de equipamiento que màs que del lujp que contengan dependen del uso que se le vaya a dar: Pure para quienes necesiten una camioneta realmente ruda, Progressive con algo más de refinamiento y Power para los guerreros urbanos.

Mercedes-Benz ha enfatizado que a pesar de tratarse de una camioneta muy capaz en todos los aspectos, la Clase-X no fue concebida como un vehículo de trabajo sino como una camioneta para complementar el estilo de vida activo de sus dueños. Su precio confirma la declaración del fabricante. Cuando salga a la venta el próximo mes de noviembre el Alemania, la versión más barata de la Clase-X costará 37,294 euros, el equivalente a 42,770 dólares al cambio vigente al momento de escribir estas líneas. Hay que verle la cara a una cantidad como esa por una camioneta de tracción trasera y solo 164 caballos de fuerza. En contraste la GMC Canyon Denali, la más lujosa de las camionetas medianas de General Motors, cuesta 39,205 dólares. Probablemente la Canyon Denali no ofrezca el nivel de lujo de la Clase-X pero cuenta con un motor V6 de 308 caballos de fuerza, casi el doble de la versión básica de la Clase-X.

Y hablando de lujo, la Clase-X a pesar de estar basada en un modelo de Nissan, definitivamente luce como un Mercedes-Benz. Su diseño exterior recuerda al de la camioneta de Nissan, que en realidad no difiere mucho del diseño genérico de una pickup mediana, pero su expresivo frontal no deja ninguna duda sobre cual es la marca del vehículo. En contraste, a pesar de tener un poco más de plástico gris brillante del que nos gustaría, el estilo de la cabina de la Clase-X es inconfundiblemente Mercedes Benz incluyendo pilares forrados en tela y un diseño que replica todas las claves visuales que distinguen a los modelos actuales de la marca alemana.

La Clase-X no es la primera camioneta pickup de Mercedes-Benz

Loading
Cargando galería

En caso de que tengas alguna duda, la Clase-X no es la primera camioneta pickup de Mercedes-Benz. El prolífico fabricante Aleman a construido varias camionetas a través de sus 131 años de historia. Más recientemente la Mercedes-Benz G 63 AMG 6×6 que entre otras celebridades maneja Saúl 'Canelo' Alvarez de la cual se construyeron solo 100 unidades entre 2013 y 2015

La Mercedes-Benz será construida por obreros que hablan español, en la fabrica de Nissan en España y por Renault en Argentina.

Lea también: