null: nullpx

De parques en EEUU a bosques remotos: estas son las 'Siete Maravillas del Mundo' en 2021

De la primera lista de las 'Siete Maravillas del Mundo', realizada hace más de dos mil años en Grecia, solo queda en pie la Gran Pirámide de Giza. En la tradición de enumerar los lugares que son “visitas obligadas”, la revista de viajes Condé Nast Traveler hace cada año un recuento de los lugares más impresionantes del planeta. Vea aquí los puentes más hermosos del mundo
27 Mar 2021 – 10:24 AM EDT
Comparte
1/15
Comparte
La selva lluviosa del Amazonas, Brasil.

Aunque sufre las consecuencias de la deforestación sin control y los incendios, este enorme bosque continúa albergando alrededor de 400,000 millones de árboles y el 10% de las especies del mundo. Aproximadamente el 6% del oxígeno del planeta se produce aquí, mientras que una quinta parte del agua dulce se almacena en la cuenca del río Amazonas.
Crédito: Ildo Frazao/Getty Images/iStockphoto
2/15
Comparte
El 25% de los medicamentos conocidos se derivan de plantas de esta selva, pero sorprendentemente solo se ha estudiado menos del 5% por su potencial medicinal. La conservación del Amazonas es clave para el futuro de la humanidad y conocer en persona su belleza es un privilegio.

La lista original de las 'Siete maravillas del mundo' fue escrita por Philo de Bizancio, en el año 225 antes de Cristo. Incluía la gran pirámide de Giza, los jardines Colgantes de Babilonia, la estatua de Zeus en Olimpia, el templo de Artemisa en Éfeso, el mausoleo de Halicarnaso, el ‘Coloso de Rodas’ y el Faro de Alejandría. Solo las pirámides de Egipto quedan aún en pie.
Crédito: Shehryar Khan/Getty Images/iStockphoto
3/15
Comparte
Parque Nacional Arcos, Utah.

Esta extensa área de arena roja y puentes de rocas parece de otro planeta. Sus más de 2,000 arcos de piedra arenisca hacen la concentración más grande del mundo de este tipo de formaciones, un enorme jardín de esculturas naturales talladas por el viento y lluvia.
Crédito: jose1983/Getty Images/iStockphoto
4/15
Comparte
Este es un buen año para conocerlo porque el parque nacional cumple su 50 aniversario. Su paisaje realmente único en el planeta está a solo unas seis horas de Denver o Las Vegas.
Crédito: Adam-Springer/Getty Images/iStockphoto
5/15
Comparte
Las líneas de Nasca, Perú.

Estos enormes geoglifos grabados a mano hace unos 2,000 años se consideran una de las maravillas más enigmáticas del planeta. Ubicadas en las llanuras del sur de Perú, los dibujos representan una compleja variedad de formas animales, humanas y geométricas, algunas de aproximadamente 1,000 pies de largo. Están esparcidas en 170 millas cuadradas de desierto árido, como si fuera una antigua y compleja instalación artística.
Crédito: MARTIN BERNETTI/AFP via Getty Images
6/15
Comparte
En video. La isla de Alcatraz reabre a los turistas tras un año cerrada por la pandemia de coronavirus . La histórica isla y antigua prisión en San Francisco, volvió a abrir sus puertas a los turistas para realizar recorridos con ciertas limitaciones.
7/15
Comparte
Entre las teorías sobre por qué la gente de Nazca habría creado estas obras tan grandes está que se hicieron para ser vistas desde globos aerostáticos, otros más osados creen que son pistas de aterrizaje para naves extraterrestres. Cualquiera que haya sido su propósito, la razón de ser de estas líneas continúa siendo un gran misterio.
Crédito: picture alliance/picture alliance via Getty Image
8/15
Comparte
La gran migración de ñus en Tanzania y Kenia.

El movimiento anual de aproximadamente un millón y medio de ñus en la región del Serengeti es un espectáculo increíble. Su viaje de ida y vuelta de 1,000 millas es la mayor migración de animales terrestres del planeta. Las manadas pueden extenderse por 25 millas, mientras el suelo tiembla con los golpes de sus cascos. Esta migración fertiliza la tierra y proporciona proteínas vitales para los depredadores a lo largo del camino.
Crédito: Joe Mwihia/AP
9/15
Comparte
Los recorridos turísticos por estas áreas protegidas son uno de los principales impulsores de la conservación en África, pero la pandemia de covid-19 ha diezmado el número de visitantes. Sin esos ingresos, los parques están luchando por mantener sus puertas abiertas y la fauna protegida, ahora amenazada como nunca antes.
Crédito: TONY KARUMBA/AFP via Getty Images
10/15
Comparte
Monte Fuji, Japón.

Este país alberga muchas maravillas, pero el monte Fuji encabeza la lista. Se eleva 12,388 pies a unas 100 millas al oeste de Tokio y tiene una forma cónica casi perfecta. Es un símbolo de Japón y ha inspirado a innumerables poetas y artistas a lo largo de los siglos.
Crédito: Torsakarin/Getty Images/iStockphoto
11/15
Comparte
El Fuji-san, como es llamado en Japón, es la más venerada de las tres ‘montañas sagradas’ del país y aún hoy es el destino de varias peregrinaciones espirituales. Miles de visitantes hacen el difícil ascenso de ocho horas cada año hasta su cráter, deteniéndose en santuarios en el camino para hacer ofrendas. En esta fotografía, el Monte Fuji visto desde la Estación Espacial Internacional. Crédito: NASA
12/15
Comparte
El Gran Colisionador de Hadrones, Suiza.

La enorme máquina diseñada para hacer chocar entre sí partículas subatómicas a casi la velocidad de la luz es un espectáculo. Diseñada para investigar las existencia de otras dimensiones, en esta enorme instalación los científicos estudian partículas que hacen un circuito de 17 millas unas 11,245 veces por segundo y al chocar generan una temperatura más 100,000 veces más alta que el centro del sol.
Crédito: Ivan Savini/Getty Images
13/15
Comparte
La Organización Europea para la Investigación Nuclear organiza visitas guiadas a este impresionante laboratorio en Ginebra, donde la ciencia intenta entender los orígenes y límites del universo, sin tener que abandonar nuestro planeta. Crédito: VALENTIN FLAURAUD/AFP via Getty Images
14/15
Comparte
Callanish Stones, Escocia.

Es más pequeño que el conocido Stonehenge, pero se cree que este anillo neolítico de 13 piedras erguidas es anterior y está lleno de misterio. Fue construido hace aproximadamente 5,000 años.
Crédito: undefined undefined/Getty Images/iStockphoto
15/15
Comparte
Parte de su magia es que en realidad nadie sabe con certeza por qué fueron colocadas allí. Mientras que visitar Stonehenge siempre será un viaje que hay que compartir con una multitud de turistas, la visita a Callanish Stones es prácticamente un espectáculo privado.
Crédito: ColobusYeti/Getty Images
Comparte
RELACIONADOS:ViajesMundoPlanetaTurismoNaturaleza
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés