Medio Ambiente

La insólita explicación del video viral de los sapos que ‘viajaban’ sobre una serpiente pitón

El video viral muestra una escena increíble: al menos a 10 sapos montados sobre la parte posterior de una enorme pitón de 11.5 pies (3.5 metros). Una bióloga experta en estos animales lo explica.
2 Ene 2019 – 4:53 PM EST

No es un truco, la imagen es real. Se trata de un video que muestra una curiosa escena en la que unos 10 sapos están montados 'viajando' encima de una enorme pitón de 11.5 pies (3.5 metros).

La imagen, publicada en redes, se volvió viral y provocó que algunos bromearan con que se trataba de una 'serpiente Uber', en referencia al servicio de transporte similar al de los taxis que se pide por medio de una aplicación de celular.

Otros comentaron que los sapos tal vez estaban intentando huir de la subida del agua en medio de la enorme tormenta que cayó este fin de semana en Kununurra, en el oeste de Australia, sitio en que se registró el video.

Pero la intervención de una bióloga especializada en estos animales arrojó luz sobre el tema: no se trataba de un 'viaje', sino de un grupo de sapos sexualmente excitados.

La inusual escena se dio el domingo 30 de diciembre en medio de una lluvia torrencial que arrojó unos 70 milímetros de agua sobre la zona.

Anne y Paul Mock, estaban en su casa junto a sus hijas cuando se desató el temporal.

Paul Mock salió de su vivienda para revisar las barreras puestas para evitar que el crecimiento del agua los inundara porque temía el desborde. En conversación con The Guardian Australia, dijo que "el lago estaba tan lleno que había llenado las madrigueras de los sapos de caña que están en las orillas".

El hombre comentó que había "miles" de estos ejemplares de sapos de caña en la hierba, seguramente buscando terrenos más altos.

Pero Mock luego notó que la pitón gigante, a la que menciona con el nombre 'Monty', estaba moviéndose cerca de la casa mientras también buscaba huir del agua que subía. La serpiente se movía con al menos 10 'pasajeros' sobre sí.

Andrew Mock, hermano de Paul, publicó la foto en Twitter, y automáticamente provocó reacciones de asombro y bromas.

"68 milímetros acaban de caer en la última hora en Kununurra", dijo en el mensaje. "Algunos de (los sapos de caña) tomaron el camino más fácil: se montaron en un pitón de 3.5 metros".


Pronto, apareció en la red social la explicación de una experta en anfibios, Jodi Rowley, quien trabaja para la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia.

No era un viaje, explicó la experta: los sapos machos estaban tratando de aparearse... con la serpiente.

"¡Este es uno de los videos más increíbles que he visto! Un montón de sapos de caña muy excitados (Rhinella marina, nombre de la especie en Biología) tratando de aparearse con un gran pitón (Liasis olivaceus, nombre de la especie en Biología) verde oliva", indicó Rowley.


"Los sapos machos de caña a menudo se dejan llevar un poco. Este video INCREÍBLE me recuerda la vez que encontré un sapo de caña tratando de aparearse ¡con un mango podrido en el norte de Queensland!", agregó.


Sapos venenosos

Los sapos de caña, especie nativa de América y el Caribe, se reproducen en aguas tranquilas y pueden tolerar niveles de salinidad.

Son una especie con altos niveles de fertilidad. Se reproducen muy rápidamente en número hasta niveles muy superiores a los de poblaciones más antiguas.

Se alimentan mayormente de hormigas, escarabajos y termitas y una amplia variedad de insectos

Estos sapos han demostrado ser invasores en nuevos ecosistemas y su distribución ahora se extiende a más de veinte nuevos países.

Llegaron a Australia en 1935, cuando aproximadamente 100 ejemplares fueron importados de Hawái para controlar las plagas de la caña de azúcar, indica el Departamento de Ambiente y Energía de Australia.

No solo no tuvieron éxito en el control de los escarabajos de caña de azúcar sino que son una preocupación considerable por el impacto en las especies nativas.

Compiten con las especies nativas por fuentes de comida y refugio, pero lo más significativo es que poseen una alta toxicidad. Existen informes de muertes por envenenamiento de depredadores nativos que han intentado comerse a los sapos de caña.

Durante todas las etapas del ciclo de vida del sapo, desde que está en un huevo hasta la adultez, son venenosos. Este veneno puede causar desde taquicardias hasta convulsiones y parálisis hasta la muerte de muchos animales.

Parecen pinturas, pero no lo son: 20 fotos espectaculares del concurso Fotógrafo de Viajes del año 2018

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Medio AmbienteAnimales
Publicidad