publicidad
Ted Cruz durante su visita a New Hampshire.

Los aspirantes a la Presidencia de EEUU, en busca de apoyo en estados clave

Los aspirantes a la Presidencia de EEUU, en busca de apoyo en estados clave

El Partido Republicano celebra este fin de semana un encuentro en New Hampshire, donde asisten los precandidatos.

Ted Cruz durante su visita a New Hampshire.
Ted Cruz durante su visita a New Hampshire.

Los aspirantes a la Presidencia de Estados Unidos en 2016 cortejaron esta semana a los estados clave de Iowa y Nuevo Hampshire, tras inaugurarse la carrera a la Casa Blanca con el anuncio de las candidaturas de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y del senador por Florida Marco Rubio.

El Partido Republicano celebra este fin de semana un encuentro en Nuevo Hampshire al que no faltará ninguno de los candidatos que ya han anunciado que competirán en las primarias: Rubio, el senador por Kentucky Rand Paul y el senador por Texas Ted Cruz.

También acudirá el exgobernador de Florida Jeb Bush, el primero en manifestar sus aspiraciones presidenciales a finales de 2013 aunque aún sin anunciar oficialmente su campaña, que se da por segura.

El hijo y hermano de expresidentes actúa ya como si fuera candidato y, desde que Hillary Clinton anunció su campaña, el domingo pasado, no ha perdido ocasión para llamar a "frenar" a la favorita del Partido Demócrata -y de las encuestas- para la Presidencia.

publicidad

Apuestan por el estado clave

En Nuevo Hampshire, estado clave por sus simbólicas primarias, se escenificará lo competida que está la carrera por la candidatura republicana, especialmente en comparación con la demócrata, en la que no se espera ningún candidato con posibilidades reales frente a Hillary Clinton.

Entre las primeras espadas del partido que asistirán al encuentro destaca también la presencia del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, un político que llegó a considerarse posible favorito para estas elecciones pero que ha visto lastrada su imagen por varios escándalos estatales.

Además, Christie compite por el apoyo de los mismos donantes y del mismo sector del partido que Jeb Bush, el favorito de los grandes donantes y del aparato republicano.

Ted Cruz y Rand Paul fueron los primeros en anunciar su candidatura, pero no fue hasta esta semana que la carrera presidencial de Estados Unidos se dio por inaugurada, con el anuncio de Clinton el domingo y de Rubio el lunes.

Los dos políticos dejaron claro, con el inicio de sus respectivas campañas, que apostarán por estrategias diametralmente opuestas.

Clinton anunció su candidatura con un video en el que ella no aparece hasta el minuto y medio, mientras que Rubio -de origen cubano- optó por un apasionado discurso ante unas 3,000 personas en la simbólica Torre de la Libertad de Miami, que acogió a los primeros exiliados cubanos tras la Revolución Castrista.

Hillary busca Iowa

Hillary Clinton, en un intento por alejarse de la criticada grandilocuencia de la campaña de 2008, salió a la carretera el mismo domingo desde su casa de Nueva York a Iowa en una furgoneta negra a la que ha apodado "Scoby doo", porque le recuerda a la "Máquina del Misterio" con la que se desplazan los personajes de esa serie animada de los años setenta.

Iowa es un estado clave y cargado de simbolismo, pues es el primero que vota y con su "caucus" comienza oficialmente el proceso electoral.

En el camino, fotos en gasolineras con ropa informal junto a ciudadanos anónimos, visita de incógnito a un restaurante de comida rápida mexicana en el que no la reconocieron, y mensajes entusiastas en Twitter sobre el viaje en carretera con su equipo.

Ya en Iowa, actos pequeños en centros educativos y de trabajo, cafés con ciudadanos, todo en aras del esfuerzo de su equipo por "reinventar" a Hillary Clinton y alejarla de la imagen encorsetada y elitista que muchos en Estados Unidos tienen de una mujer que lleva más de dos décadas en primera línea política.

Durante sus cuatro días en Iowa, Clinton ha evitado las preguntas de la prensa y no ha desvelado ninguna de sus propuestas porque, según esgrime su equipo, la candidata quiere "escuchar" a los ciudadanos primero.

Por el contrario, Marco Rubio, se ha prodigado en entrevistas con grandes medios del país como ABC, NPR y Fox, en las que ha tenido que enfrentar preguntas sobre todo tipo de cuestiones, desde la inmigración, hasta la normalización de relaciones con Cuba y el acuerdo nuclear con Irán.

publicidad

Clinton tampoco ha entrado en el cuerpo a cuerpo con otros candidatos. Sin embargo, Rubio, Cruz, Paul y hasta los aspirantes republicanos que aún no han hecho oficial su candidatura no dejan escapar ninguna ocasión para atacar a la demócrata.

No se espera ningún gran discurso ni evento de Hillary Clinton hasta mayo, un tiempo que aprovechará para preparar la campaña con su equipo en su cuartel general en el distrito de Brooklyn (Nueva York).

Los analistas ya se preguntan cuánto tiempo podrá Hillary Clinton mantener esta campaña de perfil bajo. O si eso es posible incluso.

Mientras tanto, los aspirantes republicanos aceleran el paso para recuperar la Casa Blanca en 2016, tras ocho años en manos demócratas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad