Los Angeles Auto Show

Los Angeles 2016: Mercedes-Maybach S650 Cabriolet

La idea de Mercedes-Benz sobre lo que debe ser un convertible de lujo extremo sólo será producida para 300 sortarios compradores.
16 Nov 2016 – 5:04 PM EST

Después de su estrepitoso fracaso al principio de siglo como marca del ultra lujo separada de Mercedes-Benz pero aún bajo el manto de la antigua Daimler-Chrysler, el nombre Maybach está disfrutando desde su resurrección en la primavera de 2015, de un crecimiento orgánico y consistente como una sub-marca bajo la tutela de Mercedes-Benz.

Hasta ahora la línea de Mercedes-Maybach se había limitado a versiones alargadas del sedán Clase S bajo la denominación Mercedes-Maybach S550 4MATIC y Mercedes-Maybach S600. Con motores V8 biturbo y V12 biturbo respectivamente, estas señoriales limusinas están lo suficientemente diferenciadas de las versiones Mercedes-Benz para llamar la atención, pero sin pretender ser algo totalmente distinto, y le han dado más de una razón al publico más pudiente para darle una segunda mirada a Maybach.

Pero las limusinas señoriales tienen una audiencia limitada lo que le impone a Maybach la necesidad de aventurarse en otras áreas del mundo del automóvil, si quiere alguna vez competir realmente con Bentley y Rolls-Royce, a los que considera sus rivales naturales.

Bajo ese panorama llega el nuevo Mercedes-Maybach S650 Cabriolet, una suntuosa versión del Clase S convertible que cuenta con las credenciales que da el tener un motor V12 biturbo de 6.0 litros de desplazamiento bajo el capó. Más aún cuando el motor produce 621 caballos de fuerza, 98 caballos más que las que el mismo motor produce en el Mercedes-Maybach S600 sedán. Este es un excelente comienzo.

Este es el Mercedes-Maybach S650 Cabriolet

Loading
Cargando galería

Pero si bien la potencia es una parte indispensable en la ecuación del lujo extremo, no es la única y es aquí donde la cosa se le pone difícil a los fabricantes. En Mercedes-Benz Clase S-Cabriolet ya es en si mismo un automóvil tremendamente lujoso y consecuentemente costoso. ¿Cómo podría Maybach convertirlo en algo más especial aún? Muy fácil, a través de exclusividad y exceso. Mercedes-Benz solo producirá 300 unidades de las cuales sólo 75 estarán destinadas al mercado de Estados Unidos. La producción limitada cubre bastante bien la parte de la exclusividad.

El exceso, que comienza por la increíble cantidad de potencia que genera su motor V12, continua a través de la imaginación activa de los planeadores de producto de Maybach. El auto llega con un juego de equipaje de cuatro piezas hecho del mismo cuero y coordinado con el color del interior del vehículo, diseñado especialmente para Maybach. El Mercedes-Maybach S650 Cabriolet despliega un nivel de lujo que sorprenderá a los cliente regulares de Mercedes-Benz; costuras artesanales hechas a mano, alfombras extra mullidas, maderas y metales auténticos abundan en una cabina que tan seductora como intimidante para los no iniciados. Así como una cantidad de placas certificando el número correspondiente al auto en particular entre las 300 unidades construidas.

Por fuera el auto cuenta con ruedas exclusivas de 20 pulgadas con acabado bi-cromático, un nuevo parachoques frontal, y una generosas dosis de acentos cromados y emblemas Maybach para que a nadie se la ocurra confundirlo con un Clase S convertible regular. Para proteger tanto lujo el auto cuenta con una cubierta acolchada y bordada que con seguridad es más lujosa y de mejor calidad que las cobijas que la gran mayoría de las personas usan para dormir.

Los sortarios compradores que consigan adquirir uno de los 75 Mercedes-Maybach S650 Cabriolet que llegarán a Estados Unidos, recibirán un paquete de bienvenida con un certificado de autenticidad firmado por Dieter Zetsche Presidente de Mercedes-Benz y un llavero hecho del mismo cuero utilizado en la tapicería que también mostrará en número de la unidad en la cadena de producción.

¿Cuál es su precio de venta? Mercedes-Benz no ha divulgado aún cuanto costarán los vehículos que lleguen a nuestras costas pero las unidades destinadas al mercado europeo estarán valoradas en 300,000 euros cada una, el equivalente a 320,865 dólares al momento de escribir estas líneas. ¡Háganse una idea!