LGBT

Pentágono permite que personas transgénero presten servicio en las Fuerzas Armadas

El anuncio pone fin a una prohibición establecida desde 1993, que negaba a los militares LGBT hablar abiertamente de su sexualidad.
30 Jun 2016 – 3:02 PM EDT

El Pentágono permitirá a personas transgénero incorporarse a las filas de las Fuerzas Armadas, informó este jueves el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter.

“Estamos haciendo lo correcto para nuestro pueblo y para la fuerza”, dijo Carter al poner fin a la prohibición.

"Estamos hablando de talentosos estadounidenses que están sirviendo con distinción o que aspiran a tener la oportunidad de prestar servicio. No podemos permitir barreras distintas a las calificaciones, que impidan contratar y retener a aquellos que mejor pueden cumplir la misión", agregó.

Hasta hace cinco años, las Fuerzas Armadas prohibían que sus miembros gays hablaran abiertamente de sus preferencias sexuales, bajo la ley "Don't ask, don't tell" (No pregunte, no diga nada) de 1993. Pero en 2011, el gobierno del presidente Barack Obama aseguró que los homosexuales podían servir en el ejército.

La nueva medida anunciada este jueves se implementará en el plazo de un año, aunque Carter aseguró que se haría efectiva desde el mismo momento en que hizo el anuncio. Para el 1 de octubre, se espera que militares transgénero puedan recibir los tratamientos médicos relacionados con su cambio de sexo y puedan cambiar sus datos personales de acuerdo con el género con el que se identifiquen.

Y para julio de 2017, las fuerzas militares permitirán el alistamiento de nuevos miembros transgénero, siempre que cumplan con los estándares físicos y psicológicos exigidos para cualquier miembro, señaló el Pentágono.

Las Fuerzas Armadas estadounidenses tienen cerca de 1.3 millones de funcionarios en servicio.

La organización de defensa de los derechos de las comunidades LGBT, Human Rights Campaign (HRC), calcula que hay aproximadamente unos 15,500 transgéneros que son miembros activos de las fuerzas militares, siendo "el Departamento de Defensa el mayor empleador de personas transgénero en Estados Unidos", aseguraron.

Otros 18 países, entre ellos Reino Unido, Australia, Canadá e Israel, también permiten a personas homosexuales servir abiertamente como militares.

Reacciones

Organizaciones de apoyo a las comunidades LGBT ya han reaccionado.

Aunque GLAAD celebró la decisión, Sarah Kate Ellis, su presidenta, la consideró "un paso atrasado hacia la equidad y la aceptación" de las personas transgénero.

Por su parte, Chad Griffin, presidente de HRC, lo analizó como un "anuncio histórico" y un "reconocimiento tardío", pero que fortalecerá a las fuerzas militares y al país. "Al pasar la página de esta vergonzosa política, podremos reclutar y retener a los mejores candidatos, en lugar de despedir a estos talentosos oficiales transgénero en servicio por ninguna otra razón que quiénes son", aseguró.

Lea también:

RELACIONADOS:LGBTIgualdadMilitaresEEUU
Publicidad