null: nullpx
Juicios

El atacante de un centro comercial en Burlington es acusado de cinco cargos de homicidio premeditado

El turco Arcan Cetin confesó ser el autor de los disparos del viernes en el Cascade Mall en Burlington, donde mató a cinco personas, pero no dio ninguna pista sobre los motivos. Podría ser condenado a cadena perpetua.
27 Sep 2016 – 5:54 AM EDT

El turco Arcan Cetin, presunto autor del tiroteo en un centro comercial del estado de Washington el pasado viernes, fue acusado este lunes formalmente de cinco cargos de homicidio premeditado en primer grado tras haber confesado los crímenes, aunque todavía se desconocen sus motivos.

El joven, de 20 años, nacido en Turquía y con residencia permanente en EEUU, compareció brevemente ante un juez en una corte del condado de Skagit, donde dijo que entiende los cargos en su contra, que pueden acarrearle una condena a cadena perpetua, de acuerdo con el diario local The Seattle Times.

El juez estableció que Cetin continúe en prisión, bajo una fianza de 2 millones de dólares.

Cetin confesó ser el autor de los disparos del viernes en el centro comercial Cascade Mall en Burlington, donde mató a cinco personas, pero no dio ninguna pista sobre los motivos, informaron este lunes las autoridades.

El joven confesó "que fue él quien trajo el fusil a la tienda Macy's y la disparó a las cinco víctimas", según el expediente del condado Skagit.

Según las autoridades Cetin sacó el arma del baúl de su vehículo, entró en la tienda Macy's y le disparó a las cinco personas, todo en un lapso de menos de un minuto.

Las víctimas son Chuck Eagan, un hombre que falleció horas más tarde en un hospital local, y las mujeres identificadas por las autoridades como Shayla Martin, Beatrice Dotson y Belinda Galde.

Según el expediente tras la matanza, Cetin colocó su fusil Ruger con un cargador de 25 balas encima del mostrador del departamento de cosméticos, salió de la tienda, se metió en el carro y huyó a un apartamento de la vecina localidad de Oak Harbor donde vivía.


La madre y el padrastro del joven, que estuvieron presentes durante su comparecencia ante el juez, declararon a los periodistas que están "totalmente devastados" por lo ocurrido" y que Cetin tenía "problemas mentales".

De acuerdo con los documentados presentados ante la corte, Cetin cenó con su padrastro el viernes unas dos horas y media antes del tiroteo y en algún momento se produjo un altercado entre los dos.

El padrastro contó a los detectives que Cetin se marchó y le dijo que iba hacia su trabajo en un gimnasio de Oak Harbor.

Los registros judiciales del joven muestran un historial delictivo con tres cargos por violencia doméstica contra su padrastro y una orden judicial que le impedía poseer un arma de fuego.

Otros documentos, obtenidos por "The Seattle Times", muestran que Cetin fue acusado en 2014 de tocar "sexualmente" con sus pies a dos compañeras de clase en su instituto y que en noviembre pasado trató de suicidarse, tras lo que fue hospitalizado durante dos semanas en un centro psiquiátrico.

Según una evaluación psiquiátrica incluida en su expediente, Cetin fue diagnosticado de ansiedad, depresión y desórdenes de atención e hiperactividad.

En el caso de Burlington, las autoridades no han encontrado ningún indicio de terrorismo yihadista por el momento.

Al ser preguntado el lunes al respecto en su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, insistió en que, aunque la investigación continúa, no se ha descubierto, hasta ahora, ninguna "conexión" del tiroteo en Burlington con el terrorismo internacional.

Pese a ese tiroteo y otros como el ocurrido este lunes en Houston (Texas), que causó al menos seis heridos, Earnest enfatizó que, desde que el presidente Barack Obama llegó a la Casa Blanca en 2009, la tasa de crímenes violentos en EEUU "ha caído un 15 por ciento" y está "cerca de mínimos históricos".

No obstante, el portavoz señaló que Obama cree que mucho más puede y debe hacerse, como adoptar medidas "de sentido común" para controlar las armas de fuego y que "criminales" o personas con problemas mentales tengan "más difícil" acceder a ellas.

Lea también:


Publicidad