publicidad
Jay Cook, el sargento que se volvió héroe.

Jay Cook, el sargente que se convirtió en héroe de Nueva York

Jay Cook, el sargente que se convirtió en héroe de Nueva York

El sargento fue el policía estatal que le disparó y reaprehendió al asesino prófugo David Sweat. Por su valentía, fue aclamado como "un héroe".

Jay Cook, el sargento que se volvió héroe.
Jay Cook, el sargento que se volvió héroe.

El sargento Jay Cook, un veterano de 21 años, fue el policía estatal que le disparó y reaprehendió al asesino prófugo David Sweat. Por su valentía, fue aclamado como "un héroe", según las propias palabras del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

publicidad

Cook tiene dos hijos. Fue parte de la cacería humana que recorrió decenas de millas en el norte de Nueva York para localizar a Richard Matt y David Sweat, que se fugaron de una cárcel de máxima seguridad hace tres semanas.

En una conferencia de prensa después de la captura de Sweat, el gobernador Cuomo dijo que "tuvo la oportunidad de hablar con el sargento Cook y felicitarle por su gran trabajo".

Lea: David Sweat, el segundo prófugo de NY, en situación crítica tras ser baleado en su captura

Además exaltó el orgullo que debe de sentir su familia: "debería de ir a su casa con sus hijas de 16 y 17 años y decirles que es un héroe".

Jay Cook estaba solo haciendo su ronda cotidiana cuando vio a alguien correr a lo largo de la orilla de la carretera, a menos de dos millas de la frontera con Canadá.

Cuando bajó de su auto, se acercó al sospechoso y le dijo: "Oye, ven aquí", según contó el superintendente de la policía del estado de Nueva York, Joseph D'Amico, cuando relató el incidente.

El hombre, quien era Sweat, lo ignoró hasta que el agente lo volvió a llamar. Entonces el fugitivo se dio la vuelta y dijo: "¿Qué quieres de mí?".

En ese momento Cook reconoció a uno de los fugitivos que se escapó de la Correccional Clinton. Sweat inmediatamente se echó a correr y  Cook salió detrás de él.

Cacería humana llega a su fin tras la captura de David Sweat Univision

Cook conocía el terreno boscoso del norte de Nueva York, después de haber servido la mayor parte de su carrera ahí. Persiguió a Sweat hasta un campo abierto pero se dio cuenta de que su objetivo estaba a punto de perderse entre los árboles.

Para evitar que Sweat escapara otra vez, Cook le disparó dos veces y lo hirió en el torso. Después fue esposado.

El fugitivo fue tratado por el personal de servicios de emergencias y trasladado en helicóptero al Albany Medical Center, en donde se encuentra en condición crítica.

El heroismo del sargento también ha sido reconocido en las redes sociales con el hashtag #jaycook.

La familia del policía asesinado por Sweat expresó su agradecimiento a todos los agentes implicados durante las tres semanas de cacería humana.

publicidad

"Nos gustaría extender un agradecimiento especial al sargento Jay Cook por encargarse de algo que no se veía bien y hacerle caso a sus instintos", agregó un comunicado de la familia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad