publicidad

El emotivo encuentro de una mujer con el hombre que recibió el rostro de su esposo muerto

El emotivo encuentro de una mujer con el hombre que recibió el rostro de su esposo muerto

Andy Sandness quedó desfigurado cuando intentó suicidarse y en el 2016 recibió la cara de una persona que se quitó la vida. Solo 16 meses después se encontró con la esposa de esa persona, quien autorizó el trasplante.

Mira la reacción de esta mujer al ver el rostro de su pareja trasplantado en otra persona Univision

Fue un momento que nunca olvidará. Temerosa Lilly Ross aceptó ver a la persona que llevaba el rostro trasplantado de su marido. El encuentro se celebró en la Clínica Mayo en Minessota, solo 16 meses después de que Andy Sandness recibiera su nueva cara, la que le ha permitido volver a tener una vida normal.

“Me sentí orgullosa”, confesó Ross una vez que vio el resultado de una operación que duró 56 horas y necesitó la participación de más de 60 profesionales. "Rudy no se veía así", afirmó, al ver las diferencias con la cara de su marido, Calen Ross, quien se suicidó en 2016.

publicidad

El receptor del trasplante también intentó quitarse la vida, aunque 10 años antes, en el 2006. Tomó un rifle y se disparó en el mentón. No murió, pero quedó desfigurado.

Pese a que se sometió a numerosas operaciones pare reconstruirle la cara, acabó con una boca que era una cuarta parte de una normal y una nariz prostética que se caía a menudo.

Médicos de la Clínica Mayo comenzaron a estudiar la posibilidad de realizar trasplantes de cara en el 2012 y, en el 2016, Andy consiguió entrar en la lista de espera. La edad, el tipo de sangre, el color de la piel y la estructura facial de Calen encajaba casi a la perfección en los de Sandness.

La viuda accedió a donar el rostro de su esposo a pesar de que le preocupaba un poco la idea de ver algún día la cara de su marido en un cuerpo extraño. Estaba en el octavo mes de embarazo por entonces.

Con este encuentro, Lilly Ross enfrentó sus temores. Ahora ambos se sienten familia, tanto que Andy Sandness va a aportar dinero a un fondo para la educación de Leonard, el hijo que Calen no conoció.

“Quiero demostrarte que su regalo no ha sido en vano”, dijo Sandness a la mujer.

Una mujer se encuentra frente a frente con el hombre que recibió el rostro de su marido muerto
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad