Honda

Más de 300,000 conductores deben llevar "inmediatamente" a inspección sus vehículos Honda

Los infladores de sus bolsas de aire fueron fabricados con un defecto que aumenta significativamente el riesgo de una ruptura peligrosa.
30 Jun 2016 – 3:08 PM EDT

La Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA por sus siglas en ingles) emitió una advertencia y llamada a revisión urgente en relación a un sub grupo de infladores de bolsas de aire Takata que presenta un riesgo mucho mayor de ruptura y causar lesiones en caso de accidente, que en el resto de los infladores objeto del llamado a revisión general que hemos reportado en oportunidades anteriores.

Los vehículos afectados por la advertencia y la llamada a revisión, todos comercializados por la American Honda Motor Co., son:

  • Honda Civic 2001-2002
  • Honda Accord 2001-2002
  • Acura TL 2002-2003
  • Honda CR-V 2002
  • Honda Odyssey 2002
  • Acura CL 2003
  • Honda Pilot 2003

Los infladores de bolsas de aire con que estos vehículos están equipados, fueron fabricados con un defecto que aumenta de manera significativa en riesgo de una ruptura que puede ser calificada de peligrosa. La tasa de ruptura en los infladores de estos vehículos es 50%, mientras que en los ya peligrosos infladores Takata regulares objeto de la llamada a revisión de productos más grande en la historia industrial de los Estados Unidos, la tasa de ruptura en de menos del 1%.

Como se ha reportado en oportunidades anteriores, la posibilidad de ruptura en los infladores es mucho mayor en vehículos que permanecen expuestos a la intemperie por largos periodos de tiempo en áreas de alta humedad, particularmente en Florida, Texas y otras partes alrededor de la costa del golfo de México.

Los vehículos afectados, ya habían sido objeto de un llamado a revisión entre los años 2008 y 2011. Según reportes de Honda más de el 70% de los vehículos en este sub grupo de alto riesgo ya fueron reparados. Sin embargo existe un contingente de aproximadamente 313,000 unidades que aún no han sido reparadas. Ocho de las diez muertes confirmadas atribuidas a los infladores defectuosos de Takata ocurrieron en vehículos pertenecientes a este sub grupo. Para la NHTSA los vehículos en la lista presentan un riesgo grave y es crítico que sean reparados inmediatamente, por lo que no es recomendable que sus dueños los manejen antes de que ser reparados.

Se recomienda a los dueños de los vehículos que aparecen en la lista visiten SaferCar.gov y verifiquen si sus vehículos están sujetos a la llamada a revisión. En caso de ser así deberán contactar a su concesionario más cercano y programar su reparación sin costo alguno lo antes posible. Los repuestos para la reparación de estos vehículos están disponibles inmediatamente.

Según la NHTSA cerca de 70 millones de infladores de bolsas de aire Takata estarán sujetos a revisión para el año 2019, la revisión más grande en la historia de los Estados Unidos. La combinación de alta humedad, temperaturas fluctuantes y largos periodos de tiempo contribuyen a la degradación del propulsor de nitrato de amonio en los infladores. Dicha degradación tiene como consecuencia que el propulsor se queme demasiado rápido, rompiendo el infladores rociando la cabina del vehículo con pedazos metálicos aumentando gravemente el riesgo de lesiones y muerte en una situación que ya es violenta y peligrosa.


RELACIONADOS:HondaRecalls

Más contenido de tu interés