publicidad
doctor

California, ¿excluye a hispanos del programa Medi-Cal?

California, ¿excluye a hispanos del programa Medi-Cal?

Defensores de los derechos civiles denunciaron que el sistema de salud de California excluye a cientos de miles de latinos del programa Medi-Cal.

Defensores de los derechos civiles denunciaron que el sistema de salud de California excluye a cientos de miles de latinos del programa Medi-Cal, que provee atención gratuita o de bajo costo a personas carenciadas.

Ana Lilia Jiménez Perea y su hijo Saúl, paciente de Medi-Cal, encabezan la denuncia del caso, que según los defensores, afectaría al menos a 7,3 millones de hispanos en el estado.

Saúl, de 31 años, sufre de parálisis cerebral y fuertes convulsiones que lo obligan a tener supervisión médica constante y especializada; no obstante, cada vez que el joven tiene que ver al neurólogo o necesita medicina los servicios son negados o retrasados.

"Me indigna que prefieren pagar la estancia del hospital y no pagar la medicina que lo mantendría fuera de la sala de emergencia", manifestó a Efe Jiménez.

Según Thomas Saenz, presidente del Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF), una de las organizaciones que respalda la querella, el mayor problema radica en las bajas tasas de reembolso que se pagan a los médicos que prestan el servicio, lo que hace que muchos proveedores de salud se nieguen a atender a los pacientes, y los pocos que lo hacen tienen largas listas de espera.

Entre los 50 estados, California ocupa el número 48 en estos valores de reembolsos, y están por debajo de las sumas destinadas a programas como Medicare.

publicidad

Medi-Cal tiene 12.6 millones de afiliados, cerca de un tercio de la población del estado, y al menos 7,3 millones se estos pacientes son latinos, muchos de ellos recién entraron al sistema.

La inmigrante mexicana María Barba vive con una sonda que tan solo es un tratamiento paliativo.

"No resisto los dolores, ya casi no puedo trabajar por la sonda que tengo puesta y necesito la cirugía pero no me la quieren aprobar", dijo a Efe la nueva usuaria de Medi-Cal.

Desde hace cuatro meses, Barba, de 43 años, está enferma de los riñones y su padecimiento la ha llevado varias veces a la sala de emergencia.

Aunque los médicos recomendaron una cirugía, el procedimiento no se le ha realizado porque ella es beneficiaria de Medi-Cal. "Ahora que soy legal, la atención médica es peor", aseguró.

La denuncia, presentada ante el Departamento de Salud y Servicios Humanos para los Derechos Civiles, asegura que California está incumpliendo con la Ley de Cuidado de Salud Asequible, conocida como Obamacare, y además está vulnerando los derechos civiles de la población de bajos recursos.

El problema de la negación ya ha cobrado vidas. Celia Valtierra asegura que su hijo murió en su vientre porque la atención llegó tarde.

La hispana, de 26 años, sufre desde que era pequeña de diabetes tipo 1 y cuando quedó embarazada debió ser atendida como una paciente de alto riesgo; no obstante, por la larga lista de espera de los pacientes de Medi-Cal, ella fue atendida cuando ya había perdido el bebé.

La queja legal cita un reciente estudio que asegura que los beneficiados de Medi-Cal diagnosticados con cáncer tienen menos posibilidades de combatirlo en sus primeras etapas, que los pacientes con otro tipo de cobertura médica.

Los demandantes esperan que el estado eleve sus tasas de reembolso y se logre una paridad con los otros servicios, asegura Dave Regan, presidente del Sindicato Internacional de los Empleados de Servicios (SEIU), quien cree que sólo así se evitará que los proveedores de salud discriminen a los beneficiarios de Medi-Cal.

Las deficiencias de la aplicación del programa no sólo estarían afectando la salud de los pacientes sino también toca sus bolsillos.

Maribel González aseguró que Medi-Cal arruinó su crédito. La mexicana esperaba que el beneficio pagara la totalidad del valor de los servicios de una emergencia cuando su hija, Jasmín, sufrió una caída.

"No quisieron pagar y ahora me están cobrando y yo no tengo. O pago la renta y la comida o pago la deuda. Estoy en una encrucijada", aseguró la madre soltera de tres niñas.

Efe intentó contactar el Departamento de Salud y no obtuvo comentarios porque aún no ha evaluado la queja

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad