null: nullpx

El ‘amoroso’ poder de Taylor Swift

Este fin de semana, la cantante ganó sin grandes aspavientos una batalla contra Apple. ¿Cuánto pesa la chica de 25 años en la industria de la música?
22 Jun 2015 – 04:36 PM EDT
Comparte

Por Jossette Rivera - @jossetterivera

Sin perder la dulzura ni el tono gentil que la caracteriza, la cantante Taylor Swift ha dado este fin de semana otra muestra de su poderío.

Mediante un texto impecable publicado en su cuenta personal de Tumblr, la estadounidense de 25 años logró lo que pocos: arrodillar a la gigantesca empresa de tecnología Apple.

Y es que Swift había replicado implacable pero “con amor, reverencia y admiración” a la firma que aseguró no pagaría derechos musicales durante los primeros tres meses de su nuevo servicio de música en  streaming Apple Music.

La cantante dijo en su carta titulada “ A Apple. Con amor, Taylor” que su disco 1989 no estaría a la disposición de la plataforma ya que la decisión era “sorprendente, decepcionante y completamente impropia de esta empresa históricamente progresista”.

“No les pedimos iPhones gratis. Por favor, no nos pidan que les demos nuestra música sin compensación”, escribió Swift.

La “inesperada” respuesta

Las palabras de Swift tuvieron un efecto dominó. Las redes explotaron replicando su queja y, lo que podría haber pasado como otro anecdótico  trending topic, terminó con la respuesta de Apple el domingo por la noche ‘repensando’ su estrategia.

En un sorpresivo tuit, la empresa de tecnología dio marcha atrás anunciando que pagará un porcentaje de regalías a los artistas.

“#AppleMusic pagará a sus artistas por streaming, aún durante el periodo de prueba gratuito para los usuarios”, tuiteó Eddy Cue, vicepresidente de software de internet y principal responsable de Apple Music.

 

Desafío o estrategia

En algunos medios de comunicación, la postura de la cantante está siendo considerado una demostración más su poderío en la industria musical, quien parece haber pasado de cantante pop a paladina de los músicos  indies.

“Hay que ser muy valiente o estar muy loco para tomar este tipo de postura en nuestra industria que cambia día a día”, escribió la periodista Susana Moscatel en su columna titulada “La poderosa Taylor Swift”.

Sin embargo, algunos tienen sus dudas.

“Si pensabas que Apple iba a tomar una decisión así a la ligera, un domingo y solo por contentar a Taylor Swift, es que estabas siendo demasiado inocente”, escribió el periodista César Muela en su texto “Ni Apple Music es una ONG ni Taylor Swift la adalid de la industria musical” en el portal de tecnología Hipertextual.  

Muela asegura que los movimientos de ambos partes no son más que una estrategia de relaciones públicas y comunicación corporativa.

Y es que Apple no reaccionó a quejas menos poderosas como Beggars Group, un discográfica indie o la de Anton Newcombe, líder de la banda Jonestown Massacre, puesta el 17 de junio también en Twitter. 

“La compañía más grande del mundo quiere usar mi trabajo para hacer dinero durante 3 meses y no pagarme nada. Si digo que no, me prohíben.” 

 

Swift había recalcado que su carta no se trata del capricho de una niña mimada y que otros tienen las mismas ideas pero tienen miedo a hablar mal de la firma tecnológica.

La mano dura de Swift

Esta no es la primera vez que Swift hace muestra de su influencia.

Ha logrado poner marcas registradas a la letra de sus canciones para evitar la venta de mercancía no oficial y poner un alto a sitios pornográficos en internet que intentaran utilizar su nombre.

Hace poco más de un año tuvo una sonada  batalla con Spotify: Swift argumentó que no le pagaban lo suficiente, Spotify negó la acusación. Y aunque el pleito terminó con Swift fuera del servicio de  streaming, aumentó el respeto de la industria por sus opiniones.

La polémica decisión le reservó un puesto en el selecto grupo de las mujeres con influencia. En abril, su dulce rostro cubrió la portada de la revista Time bajo el título “El poder de Taylor Swift”.  

Solo un mes más tarde, la revista Forbes la incluyó por primera vez en su lista de las mujeres más poderosas del mundo, al lado de la candidata a la presidencia de EE.UU., Hillary Clinton y de la canciller alemana Angela Merkel. Swift es la más joven de la lista.

La periodista que escribió su perfil para la revista aseguró que Swift no da un paso sin pensarlo antes meticulosamente.

Quizá por todo esto, aunado a su imparable venta de discos, la empresa Apple decidió utilizar con Taylor Swift una respuesta igualmente meticulosa y contundente: “Te escuchamos @taylorswift13 (…) Con amor, Apple. 

Comparte

Más contenido de tu interés