null: nullpx
Funerales

¿Por qué las redes sociales se llenaron de perlas tras la muerte de Barbara Bush?

Las perlas "son algo divertido y, además de eso, son lo suficientemente grandes como para cubrir mis arrugas", dijo la ex primera dama en una entrevista cuando le preguntaron por sus collares. Tras su fallecimiento, numerosas personas pusieron fotos con perlas a modo de homenaje.
23 Abr 2018 – 12:39 PM EDT
Comparte
Las perlas se convirtieron en sinónimo de Bush, quien en algún momento dijo que las usaba para ocultar las arrugas en su cuello. Crédito: Tom Pennington/Getty Images

Grandes. Del tamaño de una cereza de 8.0 a 12 milímetros de diámetro. Las perlas que se conviertieron en el sello más distintivo de Barbara Bush siempre fueron gruesas y audaces, mucho más que las que usó, por ejemplo, Jackie Kennedy en la década de los sesenta.

La mayoría de sus collares de perla eran blancos y falsos. Le gustaban más así, dijo en varias oportunidades la esposa del 41º presidente estadounidense y madre del 43º, quien murió el martes en su hogar de Texas a los 92 años y fue enterrada este sábado ante unos mil invitados, entre ellos los ex presidentes demócratas, Barack Obama y Bill Clinton, junto a sus esposas Michelle Obama y Hillary Clinton.

"No las quisiera si fueran reales", señaló una vez Bush, quien también era conocida por su tono mordaz y sus respuestas ácidas cuando se trataba de defender a su familia, en especial a su marido. De hecho, la admisión solo reforzó su imagen pública de ser sensata y de tener los pies en la tierra.

Otra vez, en Enid, Oklahoma, una mujer le dijo: “Esas perlas deben ser muy especiales. Te veo con ellas todo el tiempo”. Barbara, le dijo con una sonrisa: “Todas son diferentes y todas son falsas”.

Un mes antes de la primera elección presidencial que ganaría su esposo, muchos estadounidenses la podían identificar a primera vista, en parte por su cabello blanco, pero también por sus perlas, según cuenta el libro biográfico Barbara Bush: Matriarch of a Dynasty. Kitty Dukakis, esposa del contendiente Michael Dukakis, no era tan fácil de reconocer.

En la inauguración presidencial de su esposo en 1989 llevó un collar de perlas falsas de tres vueltas. Cuando el Chicago Tribune se encontró con el diseñador de joyas Kenneth Jay Lane dos meses después de la toma de posesión, era un hombre abrumado por el éxito. " La demanda es tan grande, es como si acabaran de inventar la perla", le dijo Lane al Tribune. "He hecho collares de perlas durante años y años, pero es Barbara Bush quien ha enviado las ventas de perlas al techo. Kenneth Jay Lane fue el mismo hombre que diseñó el emblemático collar de perlas de cinco hilos que Audrey Hepburn lució en 'Desayuno en Tiffany'.

Bush encarnó para el imaginario colectivo el decoro y la elegancia. De muy blancos cabellos, a menudo vestía un estilo muy formal. Y las perlas, siempre las ataba con doble o triple vuelta al rededor del cuello.

Más adelante dijo que las usaba porque "son algo divertido y, además de eso, son lo suficientemente grandes como para cubrir mis arrugas", recoge un perfil de NPR. "Las perlas son para cubrir las arrugas, pero ya no lo hacen", bromeó en 2015 con su nieta, Jenna Bush Hager, a un corresponsal de Today Show. "No puedes usar perlas en toda la cara", añadió.

Muchos dolientes, familiares y amigos que se reunieron el sábado para dar un último adiós a la matriarca de una de las más prominentes dinastías políticas de Estados Unidos vistieron con perlas en la ceremonia fúnebre en Texas.

También lo hicieron mujeres a lo largo del país a manera de homenaje, como mostraron en fotografías en las redes sociales con la etiqueta #PearlsforBarbara.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés