publicidad
El departamento del sospechoso, después de ser registrado por las autoridades.

Francia asegura haber abortado un atentado 'inminente' y detiene a sospechoso

Francia asegura haber abortado un atentado 'inminente' y detiene a sospechoso

El estudiante Sid Ahmed Ghlam, "proyectaba la comisión inminente de un atentado contra una o dos iglesias".

El departamento del sospechoso, después de ser registrado por las autori...
El departamento del sospechoso, después de ser registrado por las autoridades.

Un hombre detenido el domingo pasado y presuntamente implicado en el asesinato de una mujer en las afueras de París tenía planes "inminentes" para cometer un atentado contra una o dos iglesias y armamento para llevarlo a cabo, anunció este miércoles el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

El sospechoso, un estudiante de informática de 24 años identificado como Sid Ahmed Ghlam, "proyectaba la comisión inminente de un atentado contra una o dos iglesias" y aparentemente tenía planes de viajar a Siria, señaló en una breve comparecencia pública el ministro.

En su vehículo y en su domicilio se encontró "un arsenal" con armas de guerra, pistolas, munición, material informático y de telefonía.

publicidad

El estudiante también era sospechoso por el asesinato de una joven que apareció muerta el domingo justo antes de su arresto. El supuesto islamista había sido identificado el año pasado por las fuerzas de seguridad como una persona de riesgo, indicó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, pero no había un motivo concreto para abrir una investigación judicial.

El sospechoso, un argelino que vivía en Francia desde hacía varios años, fue detenido el domingo después de que, al parecer, se disparara a sí mismo por accidente y pidiera una ambulancia, indicó una fuente de seguridad francesa que no estaba autorizada a hablar públicamente del caso. La policía que llegó a la escena encontró un rastro de sangre que llevaba a su auto, donde había armas cargadas y notas sobre posibles objetivos.

En la mira de las autoridades

"También se encontraron documentos y prueban, sin ninguna ambigüedad, que el individuo preparaba un atentado inminente, con toda probabilidad contra un una o dos iglesias", afirmó el ministro.

En el apartamento del hombre, en el sureste de París, se encontraron más armas y pruebas que lo relacionaban con el extremismo islámico, dijo la fuente. En un primer momento no había indicios de que el sospechoso tuviera lazos con un grupo organizado en concreto, añadió.

Aurelie Chatelain, una ciudadana francesa de 32 años que estaba de visita en París para una sesión formativa relacionada con su trabajo, fue hallada muerta a tiros en su auto el domingo por la mañana. La fuente de seguridad señaló que el sospechoso parecía haberla seleccionado de forma aleatoria, y pruebas balísticas le relacionaban con el crimen.

"Los terroristas atacan Francia para dividirnos", dijo el primer ministro, Manuel Valls, en una rueda de prensa el miércoles.

Por su parte, el ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, declaró que Francia "se enfrenta a una amenaza terrorista inédita, por su naturaleza y por su amplitud".

Varios miembros del entorno y familia de Sid Ahmed Ghlam han sido detenidos, algunos de los cuales simpatizan con el islam radical.

Además, una de las dos iglesias contra las que pensaba atentar se encuentra en esta localidad, según una fuente policial.

Por otro lado, la policía estableció un vínculo entre el arma del crimen y Sid Ahmed Ghlam, según una fuente próxima al dosier.

El dolor sigue presente

En enero, varios atentados yihadistas en París contra el semanario satírico Charlie Hebdo, una agente policial municipal y un supermercado kósher causaron 17 muertos. Los tres autores -Amédy Coulibaly y los hermanos Saïd y Chérif Kouachi- murieron por disparos de las fuerzas de seguridad.

Desde entonces, las autoridades no han dejado de recordar que el país sigue bajo la amenaza de nuevos atentados y un plan de vigilancia antiterrorista continúa activo en los lugares públicos, los transportes, los lugares de culto y las sedes de los medios de comunicación parisinos.

Cientos de franceses han abandonado Francia para unirse a las filas yihadistas en Irak y Siria, donde representan casi la mitad de los combatientes europeos allí presentes, de acuerdo con un informe publicado este mes por el Senado francés.

publicidad

Lucha contra el terrorismo desde internet

Por otro lado, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, llegó a un acuerdo con las grandes compañías de internet (Google, Facebook, Microsoft, Apple y Twitter) para crear "una plataforma de buenas prácticas en la lucha contra la propaganda terrorista".

"Las autoridades francesas necesitan a los grandes operadores a su lado en el combate por los valores de tolerancia y de humanismo", señaló en un comunicado el Ministerio del Interior tras la reunión de Cazeneuve con responsables de esas empresas y de la asociación francesa de proveedores de acceso y de servicio a internet.

La plataforma prevé, en primer lugar un mecanismo para la retirada rápida de la web de los contenidos ilícitos, de acuerdo con la normativa francesa.

Ello pasa por una simplificación de los procedimientos ante los operadores, y permitirá que los organismos estatales franceses con competencias en esos asuntos organicen mejor sus demandas de retirada.

En paralelo, se reforzará la formación de policías y gendarmes para combatir los contenidos ilegales y se creará "un grupo de contacto permanente" entre el departamento del Interior y los operadores para conseguir "reactividad operativa".

Al frente de esa entidad, que se reunirá por primera vez a comienzos de mayo, estará el prefecto Jean-Yves Latournerie, al que el Gobierno francés le ha encargado la lucha contra las ciberamenazas.

publicidad

Cazeneuve había realizado una visita en febrero -un mes después de los atentados yihadistas de París- a Silicon Valley, que concentra buena parte de las sedes de las empresas estadounidenses de internet, para empezar a preparar el acuerdo actual.

El Ministerio francés del Interior señaló que "internet es una formidable revolución, fuente de liberación del debate público en muchos países y factor de innovación y de progreso humano".

Pero añadió que de su potencia "se aprovechan con demasiada frecuencia los partidarios del odio y de la intolerancia" y de los que apuestan por el uso de la violencia.

Las organizaciones terroristas -subrayó- han entendido la utilidad que pueden sacar de lo que es para ellas un "instrumento eficaz de propaganda, de adoctrinamiento" sin fronteras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad