Estafa y Fraude

Messi, ante el juez: "Yo solo jugaba a fútbol. Firmaba los contratos porque confiaba en mi papá"

El jugador del FC Barcelona achacó también a sus abogados el entramado empresarial que permitió defraudar más de cinco millones de dólares
2 Jun 2016 – 10:01 AM EDT

Lionel Messi ha tenido que declarar este jueves ante el juez. Lo ha hecho en el juicio que se sigue contra él y su padre por un presunto fraude fiscal en España de 5.3 millones de dólares (4.1 millones de euros).

Sentado frente a su padre, en una sala de la Audiencia de Barcelona, el jugador argentino ha tratado de escurrir cualquier responsabilidad y ha señalado a su padre -sentado a su lado- y sus abogados como los posibles responsables.

"Yo solo jugaba a fútbol. Firmaba los contratos porque confiaba en mi papá y en los abogados que habíamos decidido que nos llevaran las cosas", ha declarado para justificar que él no tiene relación con los millones no declarados al fisco español por su imagen entre el 2007 y el 2009. Esta argumentación no es nueva en la estrategia de defensa del argentino. Desde que saltó a la luz el supuesto delito, siempre ha dicho que él no tenía ningún tipo de relación con los negocios fuera de un estadio de fútbol.

Sin embargo, la abogacía del Estado español no opina lo mismo y pide una pena que incluya la cifra defraudada y hasta 22 meses de cárcel, si bien es difícil que entrara en prisión al carecer de antecedentes penales.

Las autoridades sospechan que Messi sí conocía el entramado de sociedades contruidas entre Suiza, Belice, Reino Unido y Uruguay donde se gestionaban los beneficios por su imagen y le ahorraban el pago correspondiente de impuestos.

"No la conocía. Nunca pregunté a mi padre por esos temas. Firmaba los contratos, porque confiaba en mi papá y porque los abogados decían que debía hacerse de esa manera", ha explicado Messi.

El astro del FC Barcelona tuvo numerosos contratos durante esos años (con firmas como Pepsi o Adidas) pero lo hizo a través de una compañía llamada Jenbril, radicada en Uruguay y de la que era administrador.

Messi insistió en su inocencia de manera reiterativa ante el tribunal y señaló que "los abogados nos decían que lo hiciéramos de esa manera".

Ese grupo de asesores legales -que solo tenía contacto con su padre, según dijo- era el bufete de Barcelona Júarez Veciana Abogados, especializado en derecho tributario internacional.

RELACIONADOS:Estafa y FraudeLionel MessiFútbolEspaña
Publicidad