Estafa y Fraude

Más de 300 acusados en el "mayor golpe" de la historia contra el fraude médico en Estados Unidos

El Departamento de Justicia anunció que se desmantelaron esquemas que permitían la falsificación de facturas, el robo de identidades y el lavado de dinero. En total, llegaron a defraudar hasta 900 millones de dólares.
23 Jun 2016 – 8:44 AM EDT

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este miércoles que presentó cargos contra más de 300 personas que supuestamente han defraudado aproximadamente 900 millones al sistema sanitario. Según Loretta Lynch, fiscal general, los acusados organizaron un esquema de fraude que permitía la falsificación de facturas, el robo de identidades y el lavado de dinero. Los implicados pueden enfrentarse a penas de entre 5 y 20 años de prisión por cada delito del que son acusados.

Este es "el mayor golpe" contra el fraude médico en la historia del país -según explicó Lynch-, tanto por el número de personas implicadas como por la cantidad defraudada.

En la mayoría de los casos, los sospechosos facturaron de manera fraudulenta al Medicare (para personas mayores de 65 años), al Medicaid (para gente de escasos recursos) o a ambos sistemas a la vez por tratamientos que en realidad nunca se produjeron.

Las acciones judiciales se realizaron en 36 distritos federales por diferentes estados del país como Florida, California, Nueva York o Texas.

"Esta acción debe dejar claro que el fraude médico no es una violación abstracta o una ofensa benigna. Es un crimen muy serio", sostuvo Lynch en rueda de prensa. "Tenían como objetivo personas reales, muchas de las cuales necesitan un gran cuidado médico. Ellos prometían cuidados y terapias efectivas, pero no ofrecían nada. Por encima de todo, abusaron de la confianza (entre el doctor y el paciente; entre el farmacéutico y el médico; entre los contribuyentes y el gobierno) y se lo utilizaron para su propio beneficio", añadió.


Los arrestos de los 301 acusados se realizaron en tan solo tres días. De ellos, más de 60 enfrentarán cargos por prescribir de manera fraudulenta medicamentos dentro del programa de Medicare.

En un caso, una sola clínica en Detroit llegó a cargar al Medicare más de 36 millones de dólares, según informó el Departamento de Justicia. En Florida, un dueño de una cadena de clínicas se enfrenta a la Justicia tras supuestamente haber defraudado al Medicare más de ocho millones. Precisamente, en el estado de la Florida, aproximadamente cien personas que habrían defraudado hasta 220 millones en facturas falsas.

"Hemos visto una evolución del fraude. En años anteriores, vimos el fraude de equipos médicos y ahora estamos viendo un nuevo tipo de fraude a través del 'Medicare' que se basa en recetas de medicinas que no son usadas, no son vendidas o no son necesarias", explicó el fiscal del distrito Sur de la Florida, Wifredo Ferrer, informó EFE.
"Cuando cambian de esquema, nosotros seguimos arrestando e investigando esos casos", señaló Ferrer.

En California, se detectaron pagos ilegales para la comercialización de medicamentos compuestos. El costo se cargó al Gobierno a través de Tricare, un programa para los miembros de las fuerzas armadas, los veteranos de guerra y sus familias.

"Hemos visto un número creciente de casos que implican medicamentos compuestos, que son la combinación de dos o más sustancias preparadas por un profesional. En años recientes, el precio de los medicamentos ha crecido exponencialmente, haciéndolos más atractivos para los criminales", subrayó Lynch.

Los individuos acusados de formar parte de esta trama de fraude médico pueden enfrentarse a penas de entre 5 y 20 años de prisión por cada delito del que son acusados, entre los que destaca por su gravedad el de lavado de dinero y falsificación de identidad.

Publicidad