publicidad
Presunta estafa sanitaria comerciaba con pacientes en el sur de California

Enfrentan cargos por comerciar con pacientes "como si fueran ganado"

Enfrentan cargos por comerciar con pacientes "como si fueran ganado"

Una presunta red de estafadores sanitarios se pasaba pacientes para defraudar millones de dólares al sistema de salud de California

Presunta estafa sanitaria comerciaba con pacientes en el sur de California
Presunta estafa sanitaria comerciaba con pacientes en el sur de California

La Fiscalía Federal del Distrito Sur de  California presentó cargos en contra de un grupo de doctores y proveedores de servicios médicos que presuntamente comerciaron con cientos de pacientes como si trataran con "ganado" -según las autoridades- como parte de un millonario fraude hacia el sistema de compensación de trabajadores de  California.

Como resultado de una investigación, un gran jurado señaló a ocho personas y seis compañías -en tres demandas distintas-, incluyendo un médico radiólogo, un quiropráctico, un proveedor de equipos médicos, un administrador de una clínica, un abogado y un comerciante, a quienes en total se les atribuye una estafa al sistema de salud estatal unos 25 millones de dólares.

publicidad

De dicho grupo, cinco personas ya han sido detenidas, dos más fueron citadas a comparecer y una más se encuentra prófuga de la Justicia.

La fiscal federal, Laura Duffy, anticipó que las tres demandas dadas a conocer esta semana son apenas la primera ola en esta investigación, ya que se podrían fincar más cargos criminales por corrupción en los próximos días.

Modus operandi

Como parte de este fraude, médicos quiroprácticos recibían sobornos a cambio de referencias de pacientes que habían sufrido algún accidente en el trabajo. Como ejemplo, en una de las demandas que conforman esta indagación, se señala que uno de los doctores en San Diego obtenía 100 dólares en efectivo por cada paciente que canalizaba a un proveedor de servicio médico en Los Ángeles, especializado en terapia de ondas de choque. Posteriormente, el doctor y sus cómplices presentaban la factura por dicho servicio a las aseguradoras por cantidades cercanas a decenas de millones de dólares, detallan documentos oficiales. Para tratar de evadir la justicia, los implicados utilizaban intermediarios quienes también conservaban parte de la ganancia.

"Esta red criminal compraba y vendía pacientes como si fueran ganado, sacaron provecho de personas que les confiaron su salud y conspiraron para burlar al sistema a un nivel nunca antes visto, pero el juego ha terminado", declaró la fiscal del condado, Bonnie Dumanis, quien dijo que este podría ser el caso más grande de fraude hacia el sistema de compensación de trabajadores.

Autoridades señalaron que existe "alguna conexión" entre los implicados en las tres demandas federales, pero debido a que la investigación continúa abierta dijeron que no podían dar más detalles.

"Este no es un crimen sin víctimas, cuando un proveedor de salud defrauda a aseguradoras, esos costos se transfieren a las empresas y consumidores de  California que ya están luchando para cubrir sus gastos", comentó Dave Jones, comisionado del Departamento de Seguros en C alifornia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad