null: nullpx
Carreras Callejeras

Una madre y su hijo probaron quién tenía el auto más veloz: ella murió en un choque

Una carrera callejera se cobró la vida de una mujer de 54 años que competía con su hijo en una calle de California el lunes. Más de 170 personas han muerto en circunstancias similares en años recientes en Los Ángeles.
13 Jun 2020 – 05:43 PM EDT
Comparte
En esta foto de archivo de la Policía de San Bernardino, California, se decomisa un auto que participó en una carrera ilegal de autos en esa ciudad. Crédito: Policía de San Bernardino (California)

LOS ÁNGELES, California.- Una carrera ilegal de autos fuera de lo común tuvo un desenlace fatal en California. Los conductores que competían eran una madre de 54 años y su hijo de 26. Ella murió tras un choque aparatoso y él quedó detenido bajo sospecha de homicidio involuntario.

De acuerdo con la Policía, el lunes por la noche ellos manejaban a exceso de velocidad una camioneta Chevrolet Tahoe y un Buick Century sobre la calle 9th, en San Bernardino, en el sur del estado.

Madre e hijo trataban de demostrar quién tenía el vehículo más veloz, pero algo salió mal.

Sus autos chocaron tratando de rebasar a un sedán Toyota Camry que circulaba en la misma calle y las consecuencias del accidente fueron fatales.

La camioneta Tahoe volcó y se estrelló contra un árbol, una tubería y un poste de luz. Algetta Michelle Strother, de 54 años y vecina de San Bernardino, perdió la vida en el lugar del accidente, según informó el sargento John Echevarria al diario The Sun.

Algetta Michelle salió expulsada de la SUV y fue declarada muerta en la escena del accidente. Una joven de 21 años que la acompañaba fue transportada a un hospital local y al momento se desconoce su estado de salud.


Su hijo, Steven Kirk Strother, de 26 años, golpeó el auto que trataban de rebasar y resultó ileso. Ahora enfrenta cargos de homicidio involuntario por la muerte de su madre y de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas (DUI). La Policía lo arrestó después el accidente.

Tanto el conductor del Toyota Camry, como un pasajero, resultaron ilesos.

Cargando Video...
Irwindale, la ciudad con una pista para que amantes de la velocidad corran de forma segura y legal

Las carreras ilegales de autos, también conocidas como arrancones, se han vuelto un creciente problema para las agencias del orden en California.

Ni las tragedias, ni los agresivos operativos han detenido a los amantes del peligro, que han llegado a desafiar a los policías bloqueando frente a estos la circulación para competir a su antojo y pintar círculos y levantar humaredas con los neumáticos. Les llaman 'street takeovers' (toma de calles).

Las autoridades dicen que la mayoría de estos conductores, algunos agrupados en bandas por los modelos de autos, buscan que los videos de sus arrancones y maniobras peligrosas se vuelvan virales en las redes sociales.

Desde el año 2000 más de 170 personas han muerto en presuntas carreras ilegales en el condado de Los Ángeles, de acuerdo con un análisis del diario Los Angeles Times.

La mayoría de las víctimas (47%) han sido corredores de autos y pasajeros (27%), pero también se han llevado por delante a conductores (14%) y peatones (6%) que se cruzaron por su camino y espectadores de esos eventos (5%), según la investigación del mismo diario.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés