null: nullpx
Rita Moreno

Spielberg defiende su decisión de no subtitular diálogos en español en 'West Side Story'

El director de "Parque Jurásico" y "La Lista de Schindler" estrena la versión más reciente de 'West Side Story' y sostiene que su objetivo es que, durante las proyecciones de su película, se congreguen espectadores hispanohablantes y angloparlantes, y que "se escuchen risas de grupos que entienden ciertas cosas en español".
Publicado 8 Dic 2021 – 09:57 AM EST | Actualizado 8 Dic 2021 – 09:57 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El estreno de la más reciente entrega del exitoso musical 'West Side Story', dirigida y producida por Steven Spielberg, ha puesto de relieve la importancia del español como idioma en Estados Unidos, una presencia cada vez más fuerte.

Así lo piensa el propio Spielberg. "El español es el segundo idioma de Estados Unidos así que pensé que habría sido irrespetuoso subtitularlo, porque tiene que convivir con el inglés y sin ningún apoyo", subrayó en una entrevista con la agencia Efe.

Un 60% de los hispanos, que con más de 60 millones de personas forman la minoría más numerosa de Estados Unidos de acuerdo con datos del Centro Pew, son bilingües. Un informe de 2015 indica también que un 95% de la comunidad hispana en el país considera que manener el español como lengua es importante para las nuevas generaciones.

La trama de West Side Story, creada por el recientemente fallecido Stephen Sondheim, muestra una historia de amor entre dos adolescentes de distintas raíces étnicas en el Nueva York de mediados del siglo XX. Una importante parte de la historia se desarrolla entre inmigrantes de origen puertorriqueño y, por ende, hispanohablantes.


Spielberg explicó que su objetivo es que durante las proyecciones se congreguen espectadores hispanohablantes y angloparlantes, y estos "escuchen risas de grupos que entienden ciertas cosas en español".

A pesar de los cambios descritos sobre el papel, la trama del nuevo filme permanece fiel al musical que escribieron y compusieron Leonard Bernstein, Arthur Laurents y el recientemente fallecido Stephen Sondheim.

Una tarea pendiente con los latinos

Hollywood, explica el director, tenía una tarea pendiente con West Side Story. El musical sobre la experiencia de los puertorriqueños en Nueva York apenas contaba con intérpretes puertorriqueños en su primera adaptación al cine, algo que Spielberg se propuso enmendar en la nueva versión.

"Es la primera producción de West Side Story que cuenta con un reparto completamente latino para dar vida a los 'Sharks'. Era algo que necesitaba corregirse", comentó el director de Jurassic Park y La lista de Schindler.

Desde que se anunció el proyecto en 2014, Spielberg era consciente de la expectación que suponía llevar uno de los grandes musicales de Broadway de nuevo a la gran pantalla.

"Nunca veo mis propias películas. Es raro, pero no lo hago. Las ruedo y paso a otra cosa. Sin embargo esta vez durante la premiere me senté junto a mi esposa y disfruté de cada segundo", reconoce.

"Y creo que hemos hecho las cosas bien", añade.

"Estábamos en deuda con Puerto Rico"

Las primeras reacciones al filme, que se estrena este fin de semana en Estados Unidos, aplauden el resultado del veterano cineasta ante un desafío doble: se trataba de su primer musical y, además, de una historia articulada en torno al racismo en un momento en el que las sensibilidades están a flor de piel.

A pesar de que la cinta de 1961 es una de las más laureadas de la historia gracias a sus diez premios Óscar, incluido el de mejor película, con el tiempo se ha convertido en uno de los ejemplos más esclarecedores de los problemas de representación que arrastraba Hollywood.

Natalie Wood, de origen ruso, tomó el papel de María; George Chakiris, de origen griego, dio vida a Bernado y la mayor parte de los personajes puertorriqueños estaban encarnados por actores blancos con maquillaje marrón.


En cambio, la única puertorriqueña destacada del reparto, Rita Moreno (que ganó el Óscar por su papel de Anita), fue maquillada con un tono mucho más oscuro que el suyo para exagerar su condición caribeña.

"No es una corrección que se deba a esta nueva era woke [término que se refiere a la cultura de la cancelación en Estados Unidos]", sostiene Spielberg. Estábamos en deuda con el pueblo de Puerto Rico".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés