publicidad
El papa Francisco pasó un momento agradable con niños e inmigrantes en una escuela en Harlem.

El Papa Francisco se encontró con niños e inmigrantes en escuela de Harlem

El Papa Francisco se encontró con niños e inmigrantes en escuela de Harlem

En un momento de extraña calma e intimidad, el Papa protagonizó un emotivo encuentro con niños e inmigrantes latinoamericanos.

El papa Francisco pasó un momento agradable con niños e inmigrantes en u...
El papa Francisco pasó un momento agradable con niños e inmigrantes en una escuela en Harlem.

En un momento de extraña calma e intimidad durante su gira estadounidense, el papa Francisco protagonizó el viernes por la tarde un emotivo encuentro con niños e inmigrantes latinoamericanos en una visita a la escuela católica " Our Lady Queens of Angel" de East Harlem.

publicidad

Ahí, el pontífice recordó al premio Nobel de la Paz Martin Luther King. " Él dijo un día: 'tengo un sueño'. Él soñó que muchos niños, muchas personas tuvieran igualdad de oportunidades. Él soñó que muchos niños como ustedes tuvieran acceso a la educación. Es hermoso tener sueños y poder luchar por ellos", les dijo.

Se trata de la segunda alusión del Papa al histórico líder estadounidense, después del homenaje que le hizo en su discurso en el Congreso reunido en sesión conjunta que pronunció el miércoles en Washington.

El pontífice les dijo a los alumnos de la Escuela Nuestra Señora, Reina de Los Ángeles lo "bueno" que es encontrar nuevos amigos y " personas que nos abren puertas y nos muestran su ternura, su amistad, su comprensión, y buscan ayudarnos para que no nos sintamos extraños".

"Me han contado que una de las lindas características de esta escuela es que algunos de sus alumnos vienen de otros lugares, inclusive de otros países", dijo sobre esta institución, una escuela elemental y media con unos 280 alumnos de entre 5 y 14 años.

Son hijos de familias de bajos ingresos, la mayoría procedentes de países latinoamericanos, de África y de Oriente Medio; la escuela forma parte de una red de seis en Harlem y en el Bronx, donde en total estudian más de 2,100 alumnos, de los que casi una cuarta parte no hablan inglés.

"Hoy queremos seguir soñando y celebramos todas las oportunidades que, tanto a ustedes como a nosotros los grandes, nos permiten no perder la esperanza en un mundo mejor, con mayores posibilidades", dijo el Papa a los estudiantes.

LIVEBLOG: La visita del Papa a EEUU

El sumo pontífice argentino fue recibido por una multitud en la puerta de la escuela y se tomó su tiempo para saludar y dejar que le tomasen fotos.

Acompañado por el arzobispo de Nueva York Timothy Dolan, ingresó a un aula de la escuela donde lo esperaban responsables de varias escuelas y estudiantes, que comenzaron a cantar al verlo llegar.

Sonriente, Francisco se colocó la mano en la oreja para pedir a los niños que cantasen más fuerte, lo que provocó risas entre los presentes.

Entre los niños de las escuelas de la arquidiócesis de Nueva York que se reunieron con el Papa estaban Benjamín Grassia, de 9 años y padres argentinos, y Emely Rodriguez, de 8 y madre ecuatoriana y padre dominicano.

También se encontraba un niño musulmán, Essa Nahshal, de 7 años e hijo de yemeníes que asiste a la escuela Charles Barromeo, en el norte de Manhattan.

El pequeño Nahshal mostró a Francisco en una pantalla un proyecto en el que trabaja en su colegio, mientras el sumo pontífice lo tomaba de la mano.

A continuación el Papa estuvo con menores inmigrantes no acompañados que reciben apoyo de Caridades Católicas, y que demostraron sus habilidades con un balón de fútbol, ante su atenta mirada.

publicidad

Varios inmigrantes latinoamericanos se acercaron luego a Francisco y le entregaron obsequios, entre ellos un casco de obrero de la construcción.

"Sé que uno de los sueños de sus padres, de sus educadores, es que ustedes puedan crecer con alegría. Siempre es muy bueno ver a un niño sonreír. Acá se los ve sonrientes: sigan así y ayuden a contagiar la alegría a todas las personas que tienen cerca", les dijo a todos.

"Antes de irme quiero dejarles un homework, ¿puede ser? Es un pedido sencillo pero muy importante: no se olviden de rezar por mí para que pueda compartir con muchos la alegría de Jesús. Y recemos también para que muchos puedan disfrutar de esta alegría como la que tienen ustedes", agregó, provocando risas.

En fotos: la visita del Papa a Nueva York
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad