null: nullpx
Cargando Video...

"No podía permitir que algo les pasara": abuela hispana defiende a su familia de una clienta enojada en un restaurante

Doris Campos, una abuela hispana y dueña de una pupusería en San Francisco, California, tuvo que defender su negocio y su familia luego de que una clienta se enojara por la demora de su comida y empezara a lanzar artículos en contra de los empleados. Más noticias aquí.
1 Dic 2020 – 02:25 PM EST
Comparte

hoy en edicioncarolina: a la señora doriscampos, la dueña de unrestaurante en california, unnegocio que tiene desde haceaproximadamente 30 años y esque hace unos ías le toódefender su restaurante y a losempleados a capa y espadadespés de que una clienta seenojara. como nos cuenta ayéndel toro.ayén: a esta hora estasiágenes captadas por ámarasde seguridad se viralizan.setrata del momento en que ladueña de un negocio defiendecon lo que teía a mano surestaurante despés de que unclientese enteó de que supedido tardaía ás de localculado.la gerente del restaurante dijoque la clienta muy molestaagaró un baón dedesinfectante para manos y lalanó mientras lo sosteía suhija y aí es cuando doris, decasi 60 años de edad agaró loque pude incluyendo una mesapara defender a su familia y surestaurante que lleva 30 añosabiertos.nunca ha tratado con uncreyente como la que entóenfurecida la noche despés delía de accón de gracias.la mujer abandoó elrestaurante y afortunadamentenadie resuló herido.doris tiene este mensaje parala comunidad que ha sido muybuena para su familia durantetantos años de experiencia.[habla en ingés]rancisco esta llevando a cabouna investigacion , mientrasque doris esta contando sudoris cuenta su historia con laesperanza de que la mujerresponda por su mala actitudque sin duda pudo terminar conalguien herido.carolina: te agradecemos poresa informacón. una mujer muyvaliente.borja: nos conectamos con ella,la protagonista de estahistoria.gracias por estar con nosotrosen la edicón digital.¿qé le paó por su mente enese momento?doris: bueno, en ese momento notodo el tiempo para pensar,ólo para actuar.estaba en medio la vida de minieto y de mi hija.y la mujer no escuchaba.yo traé de calmarla, y ellano era conmigo que queía.a quien queía golpear era ami hija y a mi nieto.yo no poía permitir que lespase algo a ellos.carolina: totalmente y actó deuna manera muy valiente.dice que no tuvo tiempo depensar en ese momento peroahora avista las iágenes queapareían en pantalla, ¿ahoraqé piensa usted despés de verómo se aró el valor ydefendó con esa mesa lo suyo?doris: í, despés que paó elevento, reaccionamos.porque í esa mujer pudo dañara mi nieto con ese gaón dedesinfectante que le tió.porque es un gaón que pesa ásde cinco libras.entonces vimos que esábamosen peligro.y no no me arrepiento dehaber hecho lo que hice porqueen ese momento no teía otraopcón.borja: totalmente, estabadefendiendo lo que es suyo.y los restaurantes pequeñosque se han visto muy afectadospor la pandemia. ¿por qé creeque esta mujer actó aí?¿qé le deía?doris: bueno, el punto es queella me quiso robar una ordende comida que estaba para otrapersona.entonces cuando nos dimoscuenta, cuando mi hija le iba aentregar su orden, ella seenoó porque dijo que lequió la orden y dijo que ellale haía dado una ordenequivocada.entonces cuando yo saí.yo de verdad ni enteníaporque la mujer gritaba tantoque por eso que escucé desdela cocina. y ella realmente seenoó porque le quitamos laorden.estaba preocupada por eltiempo porque la gente cree quehacer las cosas es lo ás ácil.entonces, tenemos un monón deórdenes por teéfonocarolina: y no es excusa paraque una persona acúe de esamanera.le agradecemos por estar aqí,afortunadamente usted y su