El peso al piso y el dólar al cielo: la moneda mexicana bate récords de devaluación

El aumento de las tasas de interés en Estados Unidos y la incertidumbre generada en los mercados por el Brexit golpean a la moneda mexicana. Se prevé que en diciembre el tipo de cambio podría llegar a los 20 pesos por dólar.
21 Jun 2016 – 4:37 PM EDT

El dólar sigue ganando terreno frente al peso y se espera que para el mediano plazo alcance nuevos récords históricos. Hasta el momento se mantiene cercano a las 19 unidades por cada billete americano.

El aumento en las tasas de interés en Estados Unidos, así como el Brexit que es una abreviatura de dos palabras en inglés: Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), que hace alusión al referendo de la salida de Reino Unido de la Unión Europea— han provocado que la moneda mexicana siga cayendo.

El Brexit —que se decidirá el próximo 23 de junio— no tendría por qué influenciar el tipo de cambio en México, pues no es un socio comercial directo; sin embargo, ha generado un ambiente de incertidumbre en los mercados del mundo, situación que ha sido aprovechada por los especuladores.

El economista Bendreff Desilus, profesor en Universidad La Salle, explicó a Univision Noticias que no existen antecedentes sobre el Brexit, y es la primera vez que un país podría salir de la Unión Europea. Por tanto, no se sabe cuáles serán sus consecuencias concretas, pero detalló que ya ha provocado que inversionistas tomen medidas de protección, lo cual ha se ha visto reflejado en el tipo de cambio, y aunque el precio del dólar no ha influido a la economía familiar, en algún momento tendrá que impactar en los bolsillos de todos los mexicanos.

A este fenómeno se suma que en diciembre de 2015, la Reserva Federal (Fed) del banco central de Estados Unidos anunció que las tasas de interés subirían, por primera vez desde 2008.

Esto ocasionó que empresarios extranjeros que invierten en México se hayan retirado y esto también ha repercutido en el tipo de cambio, informó a Univision Noticias, Óscar Ugarteche, doctor en economía y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Esta situación afecta porque sube el tipo de cambio para tratar de contener la salida de dólares (en el caso de EU), lo que incide en una caída del Producto Interno Bruto (en México); y esto también impacta en el precio de los productos importados, pero no se ha reflejado en la canasta de consumo básica (con la que se mide la inflación)", dijo Ugarteche.

Para ambos economistas falta años para que el dólar se cotice a menor precio. Incluso, Ugarteche opinó que en noviembre de 2016 podría bajar pero en diciembre podría alcanzar un precio arriba de los 20 pesos mexicanos.

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) dio a conocer este lunes su nuevo estimado, pues ante el Brexit y las tasas de interés, se espera que el dólar cierre el año en 17.96 pesos y para 2017 alcance los 17.65 pesos por billete verde.

Ante el debilitamiento del peso, el Banco de México (Banxico) salió a principios de año a vender dólares para la liquidez del mercado, pero desde hace cuatro meses no ha intervenido.

De diciembre de 2014 a febrero del 2016, Banxico ha vendido 30,277 millones de dólares. En tanto, la Comisión de Cambios, creada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México, informó que está lista para implementar una política de "intervención discrecional" con reservas internacionales y del crédito del Fondo Monetario Empresarial (FMI) para blindar al peso ante la falta de liquidez o situaciones extraordinarios de tipo especulativo.

El IMEF informó que el indicador de la inversión pública cayó 13.6% en el primer trimestre de 2016, lo que representa un factor “preocupante” para el crecimiento de México. Inclusive la caída alcanzó a la industria automotriz, la cual ha sido una alternativa ante el desplome de los precios del petróleo.

Si bien los precios del crudo no han golpeado directamente el tipo de cambio, sí han afectado al crecimiento económico, que es un factor que interviene en la caída del peso.

“El petróleo puede tener una incidencia mínima, pues las exportaciones del futuro no serán tan altas como las del pasado, pero eso también va a depender de la dinámica de Estados Unidos, pues si ellos crecen, México también va a crecer, entonces el precio del petróleo no puede ser determinante”, comentó el economista Óscar Ugarteche.


RELACIONADOS:DineroSelección México
Publicidad