publicidad

Decenas asisten al funeral de Freddie Gray

Decenas asisten al funeral de Freddie Gray

Sacudida por violentas manifestaciones el sábado, Baltimore se prepara para enterrar a Freddie Gray.

La ciudad estadounidense de Baltimore, sacudida por violentas manifestaciones en la noche del sábado,vivió una jornada de luto por la muerte de  Freddie Gray, un joven negro cuya muerte luego de un arresto relanzó la polémica sobre la violencia policial.

Un pequeño número de dolientes ingresó en fila en la funeraria Vaughn Green East para asistir al velatorio de Freddie Gray, de 25 años, que murió una semana después de un enfrentamiento con la policía en el que sufrió lesiones graves de la espina dorsal.

Los dolientes desfilaron frente al ataúd blanco adornado con seda en el que reposaba el cuerpo de Gray, quien estaba vestido de camisa blanca, pantalones deportivos negros y tenis blancos. Gray tenía puesta una gorra blanca de béisbol de los Dodgers de Los Angeles.

Un arreglo floral fue colocado encima de la tapa abierta del féretro y debajo de ésta había una almohada con un retrato impreso en serigrafía de Gray flanqueado por palomas y la frase "Paz, para todos" en la parte de abajo.

Unas 20 personas tomaron asiento en el interior de la capilla mientras varias personas hacían fila en espera de su turno para pasar al lado del cadáver.

Varios dolientes también se reunieron afuera del lugar. Algunos cargaban en lo alto letreros que decían "Recordamos a Freedie" y "Nuestros corazones están con la familia Gray".

publicidad

Tina Covington, de 46 años, dijo que no conocía al fallecido pero vino a expresar sus condolencias a la familia de Gray. Covington tiene un hijo poco mayor que Freddie Gray.

"Duele, en verdad. Es un recordatorio de la realidad", dijo Covington, cuyo hijo tiene 27 años. "Algo ocurre en el departamento de la policía que es necesario cambiar".

El funeral de Gray está previsto para el lunes.

Durante un servicio religioso efectuado el domingo en la mañana, el pastor Jamal Bryant dijo a la congregación en el Templo del Empoderamiento de la Iglesia AME que "alguien tendrá que pagar" por la muerte de Gray.

Bryant afirmó a los presentes, la mayoría personas de color, que "la vida de los negros siempre está en peligro en Estados Unidos".

LEER: Video revela detalles de la detencion de Freddie Gray

Cuando terminó el servicio, Bryant, cuya iglesia pagará el funeral de Gray, se reunió con la familia. Después de la reunión, el pastor señaló que la familia "se mantiene entera" y no desea que haya violencia.

Bryant dijo que proseguirán las marchas y manifestaciones pero aseguró que la "violencia jamás conduce a la justicia".

Por su parte, la Casa Blanca anunció que el jefe de la iniciativa del presidente Barack Obama para hombres de las minorías asistirá al funeral de Gray previsto para el lunes.

Broderick Johnson, presidente de la Fuerza Especial My Brother's Keeper, representará al gobierno en el funeral. Johnson también es secretario del gabinete. Freddie Gray será sepultado el lunes en Baltimore.

My Brother's Keeper es una iniciativa que brinda ayuda a jóvenes de comunidades de recursos limitados para que cumplan sus metas educativas.

Johnson, oriundo de Baltimore, estará acompañado por otros dos funcionarios, indicó la Casa Blanca.

Violentas protestas el sábado

El sábado más de 1,000 personas se reunieron pacíficamente frente a la alcaldía para reclamar justicia por la muerte de Freddie Gray, quien falleció debido a sus heridas una semana después de ser arrestado el 12 de abril.

"Sin justicia no hay paz", señalaron los manifestantes.

Pero el clima se deterioró súbitamente cuando varias decenas de los manifestantes se dirigieron al estadio de béisbol Camden Yards, una hora antes del inicio de un partido entre Baltimore Orioles y Boston Red Sox.

Imágenes filmadas por las cadenas de televisión locales desde helicópteros mostraron una multitud lanzando conos de seguridad, botellas de refrescos y botes de basura contra policías, antes de romper escaparates de tiendas y saquearlos.

"Los manifestantes están rompiendo ventanas y nos lanzan objetos", señaló la noche del sábado la Policía de Baltimore en Twitter. "Pedimos a todos que mantengan la calma", agregó.

publicidad

También se vio a manifestantes saqueando un supermercado, rompiendo vitrinas y bloqueando calles.

Un fotógrafo de la AFP observó la destrucción de los vidrios de coches policiales antes de que intervinieran fuerzas antidisturbios.

Doce personas fueron arrestadas durante la noche, indicó a periodistas el comisario Anthony Batts.

No cesan las protestas por muerte de Freddie Gray Univision

La familia llama a la calma

Fredericka Gray, hermana melliza de Freddie Gray, llamó a la calma. "Mi familia quiere decirles: por favor, por favor, detengan la violencia. Freddie no querría esto".

A su lado, la alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, se manifestó "profundamente decepcionada" por la violencia tras la manifestación, que atribuyó a "un pequeño grupo de agitadores".

Durante la manifestación los oradores llamaron al presidente Barack Obama a lanzar una investigación nacional sobre la brutalidad policial, tras una serie de enfrentamientos mortales entre policías blancos y hombres o jóvenes negros.

"Esto debe detenerse. Debe detenerse de verdad porque podría haber sido cualquiera de nosotros", aseguró un hombre cercano a la familia Gray.

publicidad

Las autoridades han iniciado varias investigaciones para determinar las circunstancias en que se produjeron las heridas de Freddie Gray, entre las cuales una investigación federal por parte del Departamento de Justicia.

La policía de Baltimore aceptó el viernes que el joven tendría que haber recibido asistencia médica enseguida de su arresto.

Cuando falleció, su columna vertebral estaba seccionada a la altura de las cervicales, según abogados de la familia.

Videos de la detención de Gray, grabados por transeúntes, muestran cómo la policía puso de forma violenta contra el piso al joven, que gritaba de dolor, antes de subirlo a un furgón policial y llevárselo.

Los responsables policiales también reconocieron que el cinturón de seguridad del joven no estaba abrochado dentro del furgón, que hizo tres paradas inexplicadas durante su camino hacia el puesto de policía.

A la espera de que la Policía entregue los resultados de su investigación el 1 de mayo, seis policías fueron suspendidos por estos hechos.

Este fallecimiento ocurre tras una serie de muertes de afro-estadounidenses desarmados, en su mayoría a manos de policías blancos, que han provocado una ola de protestas en el país bajo acusaciones de racismo y reavivando el debate sobre el uso excesivo de la fuerza policial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad