null: nullpx
Crímenes

El cura que pide después de muerto clemencia para su presunto asesino

Un sacerdote de Florida escribió una carta premonitoria dos décadas antes de su asesinato donde pide que su victimario no sea condenado a muerte por considerar la pena capital "moralmente equivocada".
1 Feb 2017 – 7:09 PM EST

Dos décadas antes de que fuese secuestrado y muerto de un disparo en la cabeza, el sacerdote de la Florida René Robert firmó una carta titulada "Declaración de Vida" donde indicaba que en caso de ser asesinado no pidieran la pena de muerte para su asesino.

Basados en este documento, más de una decena de obispos católicos esperan convencer a los fiscales del caso que cambien su decisión de solicitar la ejecución para Steven James Murray, un exconvicto acusado de asesinar al sacerdote el pasado mes de abril en Georgia.

En una reunión que se llevó a cabo este martes en la oficina del fiscal de distrito de Augusta, los curas argumentan que la carta de Robert dice que la pena capital es "moralmente equivocada" y que su petición debe ser cumplida.

"Los deseos de la víctima deberían ser respetados y ser parte de la decisión", dijo en una rueda de prensa el obispo de la diócesis de St. Agustine, en Florida, Felipe Estevez, quien fue acompañado por sus colegas de Atlanta y Savannah, Wilson Gregory y Gregory Hartmayer.

El cuerpo acribillado a balazos del sacerdote de 71 años fue hallado en un bosque en abril del año pasado. Las autoridades dicen que el cadáver fue encontrado días después de que Murray lo asesinara.

La petición

"La violencia llevó a la muerte del padre René. Sería trágico que hubiese más violencia, la muerte de otra persona sin ninguna razón", dijo Estevez a NBC News.

La carta del Robert escrita en 1995 y que increíblemente es premonitoria dice: "Pido que la persona que sea encontrada culpable de mi asesinato no sea condenada a la pena de muerte bajo ninguna circunstancia".

El sacerdote dedicó gran parte de su vida a ayudar a exconvictos y personas con problemas mentales, según el testimonio de amigos y colegas.

La petición de clemencia para Murray fue además firmada por más de 7,000 personas que pertenecen a la diósesis de St. Agustine, donde trabajaba Robert.

"Queremos ser la voz que él ya no tiene para hacer que la 'Declaración de Vida' sea parte de este caso en particular", dijo el obispo Gregopry Hartmayer.

La fiscal del caso, Ashley Wright, citó cuatro factores agravantes para pedir la pena de muerte para el acusado, entre ellos, que el crimen fue cometido con mucha alevosía.

Murray, con antecedentes penales, fue recogido por el sacerdote en su auto tras lo cual fue secuestrado, colocado en el maletero y luego asesinado.

RELACIONADOS:CrímenesFlorida
Publicidad