Corrupción

Segunda orden de captura para el exgobernador de Chihuahua César Duarte, prófugo de la justicia

César Duarte, que fue gobernador entre 2010 y 2016, está acusado de enriquecimiento ilícito, uso indebido de funciones y lavado de dinero.
1 Jul 2017 – 7:52 AM EDT

El exgobernador de Chihuahua César Duarte, prófugo de la justicia, es reclamado ahora por haber desviado presuntamente dinero del sueldo de los empleados públicos al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que habrían servido para financiar las elecciones en nueve estados en el 2015.


Es la segunda citación después de que a finales de marzo un juez instruyera el mandato de captura por "probable responsabilidad en el delito de peculado" durante su mandato, con acciones como la venta ilegal de terrenos de reservas territoriales a precios menores. Desde entntonces es buscado por la Interpol en 190 países.


La Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) obtuvo ahora una orden de arresto contra Duarte por presuntos delitos electorales, según informó el fiscal Santiago Nieto.

En concreto, se le acusa de haber descontado a través de la secretaría de Hacienda descontaba hasta el 10% de los salarios de los empleados del gobierno, lo generaba casi 100,000 dólares al mes, según la investigación, para la financiación de su partido.


"En los últimos tres lustros los gobiernos etatales prácticamente se apropiaron literlamente de sus entidades y de los recursos federales", señaló a Univisión Eurbiel Tirado, del programa de Seguridad Nacional y Democracia Iberoamericana.

De ser encarcelado, ya serían ocho los gobernadores en prisión, siete de ellos del PRI.

Desde 2014 a César Duarte se le acusa de lavar dinero y de enriquecimiento ilícito.

En 2012, el político y su esposa obtuvieron un fideicomiso (contrato 744743) en Banorte por 65 millones de pesos mexicanos (3.2 millones de dólares) que invirtieron en la Unión de Crédito Progreso, el cual se convirtió en Banco Progreso, donde tiempo después el gobierno estatal hizo 342 depósitos, equivalentes a 80,000 millones de pesos (4,000 millones de dólares).

Duarte acudió el pasdo septiembre a la PGR para declarar el origen del dinero que se envió al Banco Progreso a través de transferencias que hicieron sus colaboradores quienes eran accionistas de esa institución financiera. Los documentos fueron dados a conocer por el portal Animal Político.

En fotos: el Corruptour, un paseo gratis por la corrupción en México

Loading
Cargando galería
Publicidad