Corrupción

Investigación revela el desvío de 35 millones de dólares destinados a población vulnerable de Veracruz

Según una serie de reportajes publicados en Animal Político, en ese estado mexicano gobernado por Javier Duarte (PRI), desaparecieron más de 35 millones de dólares destinados a programas sociales. Así se planeó el fraude, según la investigación.
26 May 2016 – 2:32 PM EDT

Una de las nubes grises de corrupción que acecha al gobierno mexicano ha caído con contundencia. Una investigación publicada por el medio mexicano Animal Político con apoyo de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad desnudó dudosas movidas financieras al interior del estado de Veracruz, gobernado por Javier Duarte, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En una serie de reportajes, se reveló que al menos 645 millones de pesos mexicanos (35 millones de dólares) destinados a productos para la población vulnerable fueron a dar a una red de 21 empresas fantasma que hoy no existen.

“Investigamos 73 contratos en Veracruz de los miles que firma el gobierno y esto fue lo que encontramos. Lo que esperamos es que por lo menos se revisen los demás”, le dijo a Univision Noticias Daniel Moreno Chávez, director de Animal Político.

Según el medio mexicano, el procedimiento para el desfalco fue el siguiente: “al arranque del sexenio (del gobernador Duarte), se selecciona a promotores del voto del PRI, se les pide su firma sin decirles para qué la quieren y éstas se usan para crear nuevas empresas. A estas compañías se les asigna un domicilio fiscal falso, que ninguna autoridad revisa”.



Luego, “una vez creadas, las empresas se registran como proveedoras del gobierno, capaces de vender desde pañales hasta cemento. Un pequeño grupo de funcionarios, cercanos al gobernador, se asegura que se les otorguen contratos, vía adjudicaciones directas o licitaciones cerradas”.

Hechas las transacciones, las empresas se liquidan y se esfuman. Y, siempre según la investigación, con ellas desparece el dinero que esperaban damnificados por desastres naturales, personas en situación de pobreza, y niños y ancianos necesitados.

La maquinaria operó entre junio del 2012 y diciembre del 2013 bajo la misma dinámica. Las coincidencias entre las empresas son evidentes: 19 de las 21 involucradas fueron fundadas al principio del mandato de Javier Duarte, "desaparecieron después de conseguir el contrato, o –como ocurre con 13 de ellas– los socios están relacionados entre sí”. Además, 12 de ellas fueron registradas con las mismas dos direcciones de correo electrónico y 11 están ubicadas en un mismo barrio popular.

“En todos los casos, las direcciones fiscales son casas, vecindades, lotes baldíos, panaderías o herrerías, en las cuales los dueños o inquilinos aseguran que nunca ha existido una empresa y menos aún que reciban contratos millonarios”, subraya Animal Político.



El Contralor del estado de Veracruz, Ricardo García Guzmán, se defendió de las acusaciones este miércoles en un programa donde también estaban presentes el director de Animal Político, Daniel Moreno, el reportero Arturo Ángel y Secretario de Finanzas del estado, Antonio Gómez Pelegrin.

“De manera rotunda y categórica puedo afirmar, con mucho conocimiento de causa, que no hay empresas fantasma en Veracruz. Todas las empresas que son contratadas por el Gobierno del estado cumplen cabalmente con todos los requisitos preestablecidos para la contratación”, dijo García Guzmán en una de sus intervenciones.

Por su parte, Moreno escribió en una reciente columna, quea pesar de que el procedimiento ha podido ser 'legal', “eso es lo que menos importa. Porque 'legal' es, en este caso, la forma de decir que se cumplieron trámites administrativos, pero que nadie pudo ni quiso investigar si el dinero se estaba gastando bien”.

¿Habrá consecuencias?

Algunos de los supuestos socios de las empresas contratadas fueron entrevistados y al parecer ni siquiera sabían que hacían parte de ellas. Luego, al conocerse de la investigación, Moreno aseguró que algunos de ellos fueron abordados por funcionarios del gobierno para que no hablaran más con la prensa. Además, a uno de los reporteros encargados de la investigación le ofrecieron un soborno.

Todavía no hay sanciones al respecto a pesar de que varios de los mencionados en el caso han tenido investigaciones abiertas en la Contraloría y la Procuraduría de Veracruz.

Los directivos de las secretarías locales de Educación, Protección Civil, Desarrollo Social y el DIF estatal, responsables de firmar estos contratos son en su mayoría cercanos al gobernador Duarte. “Inclusive, hay notarios que crearon algunas de las sociedades y que hoy son diputados del PRI”, asegura el director del portal mexicano.

Ahora, de cara a las elecciones locales del próximo 5 de junio, algunos se preguntan si esta denuncia tendrá algún impacto sobre el voto del oficialista en el estado de Veracruz donde se debe elegir gobernador, un puesto que ha estado controlado siempre por el PRI.

“No pretendemos controlar las consecuencias de una publicación. No sé si la gente cambie su voto por un reportaje. El compromiso nuestro es investigar el caso”, dice Moreno.

Otros males de Veracruz

En menos de dos semanas, los ciudadanos de Veracruz irán a las urnas para renovar la Gubernatura y el Congreso de un estado marcado por la pobreza y la violencia.

Aunque hay discrepancias sobre las cifras, el estado gobernado por Duarte está en los primeros lugares en las listas en tasas de homicidios, desapariciones y secuestros.

Veracruz registró en enero del 2016 el tercer incremento más significativo en homicidios. Los homicidios se multiplicaron 166 %, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Publica mexicano. El estado no había registrado un número mensual tan alto de homicidios desde octubre del 2013.

Oficialmente, se reportaron ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública 569 asesinatos en 2014. Sin embargo, los datos del INEGI dicen que hubo 890 personas asesinadas en Veracruz en 2014. Esto significaría que más del 36% de los homicidios no fueron reportados por el gobierno.

La desaparición de personas también es preocupante. En Veracruz hay denuncias por al menos 20 personas desaparecidas entre 2010 y 2013.


Publicidad