Corrupción

El polémico gobernador mexicano Javier Duarte es el heredero de su amigo

Moisés Mansur, amigo personal del político y señalado de ser su prestanombres, hizo a sus 30 años un testamento en el que le nombra heredero de tres inmuebles en barrios de lujo de la Ciudad de México.
27 Ago 2016 – 8:37 PM EDT


A la marca de los asesinatos y amenazas en contra del gremio periodístico, la pérdida para su partido de una de las gubernaturas más importantes del país y los continuos señalamientos de corrupción, el todavía gobernador de Veracruz, Javier Duarte, le añade a su administración un nuevo escándalo: uno de sus mejores amigos de juventud y presunto prestanombres le nombró heredero en su testamento, ni más ni menos que de inmuebles ubicados en lujosas zonas de la capital mexicana.


Faltan poco más de tres meses para que el miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI, oficialista) deje la administración en manos de Miguel Ángel Yunes Linares (del Partido Acción Nacional, PAN, centro). Sin embargo, entre ambos las acusaciones comenzaron ya hace tiempo.

Uno de los señalamientos del gobernador electo es que Moisés Mansur Cysneiros, amigo de años de Duarte, funge también como su operador financiero y prestanombres.

La nota la ha dado esta vez el periódico mexicano Reforma, que destaca que después de tener acceso al instrumento notarial 31,738 del libro 1,178 del Registro Público, vale resumir que en el testamento de Mansur –inscrito en septiembre de 2006 ante el notario número 44, Alejandro Eugenio Pérez Teuffer Fournier—nombra como su heredero a Duarte.

De este modo, en caso del fallecimiento de Mansur Cysneiros, a manos del todavía gobernador de Veracruz pasarían un edificio en Lomas de Chapultepec, una oficina en Polanco y un local en ese mismo barrio.

El rotativo añade que el testamento se mantenía en los mismos términos por lo menos hasta el año 2013, y que como testigo del mismo firma José Antonio Bandín Ruiz, también amigo de los otros dos involucrados.

Yunes, próximo a asumir la gubernatura de Veracruz, declaró ante la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía general) que tanto Mansur como Bandín participan en varios grupos creados para adquirir propiedades para Javier Duarte.

Cabe señalar que en 2006, a la fecha del registro del testamento, Mansur tenía 30 años, mientras Duarte es mayor apenas por tres.

Tras las denuncias de Yunes ante la fiscalía mexicana, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que se encuentra auditando las finanzas personales de Duarte y de otros cinco funcionarios de su administración.

Lea también:


Publicidad