null: nullpx

Limpia los rines de tu carro como un profesional

Al igual que la carrocería de tu auto requiere una limpieza especial, los rines deben ser cuidados con esmero para conservar su apariencia intacta.
1 Jun 2018 – 04:26 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/12
Comparte
Los rines también necesitan un cuidado y limpieza especial. Tenerlos siempre relucientes no tiene que ser un problema, sino todo lo contrario, es un proceso fácil que requerirá tener a la mano los siguientes productos: cubeta exclusiva para lavar los rines (que no sea la misma con que se limpia el resto del auto), guantes, esponjas, cepillos de varios tamaños, shampoo y cera para rines. Crédito: Shutterstock
2/12
Comparte
Rines fríos
Los rines, y en general el auto, deben de estar fríos al tacto. Si se lavan los rines cuando todavía están calientes solo se provocará que el jabón y agua se sequen rápidamente y podrían mancharlos.
Crédito: Shutterstock
3/12
Comparte
Utensilios exclusivos
La cubeta y demás productos que se usen tienen que ser específicamente para llantas y rines, no emplearla para lavar la carrocería. Vierte agua y shampoo para rines en la cubeta, mézclalo completamente.
Crédito: Shutterstock
4/12
Comparte
Enjuaga
Con una manguera o una hidrolavadora se enjuagarán primero los rines y llantas, de tal forma que se remuevan el polvo e impurezas. Es importante tratar de eliminar todo residuo de polvo, sobre todo el generado por los frenos, ya que después puede rayar los rines.
Crédito: Shutterstock
5/12
Comparte
Enjabona
Una vez que se eliminó el mayor polvo y mugre, es momento de utilizar la mezcla de jabón y agua que se preparó minutos antes. Con ella se podrán bañar los rines por unos segundos.
Crédito: Shutterstock
6/12
Comparte
Cepillado
Es momento de tener listos los cepillos de diferentes tamaños. Primero un cepillo largo, con el que se pueda lavar las llantas y la cara de los rines. Posteriomente utiliza uno de menor tamaño para tallar los espacios entre los brazos del rin y, de ser necesario, recurir a un cepillo todavía más pequeño para limpiar a detalle cada uno de los birlos. No te olvides del pivote de entrada de la válvula de aire.
Crédito: Shutterstock
7/12
Comparte
Volver a enjabonar
Para concluir el proceso se recomienda una esponja grande, o una esponja manopla, para pasarla por la llanta y de nuevo por la cara y brazos del rin.
Crédito: Shutterstock
8/12
Comparte
Enjuaga de nuevo
Vuelve a usar la manguera o hidrolavadora para enjuagar los rines y llantas y eliminar cualquier rastro de jabón.
Crédito: Shutterstock
9/12
Comparte
Seca
Un trapo de microfibra limpio y seco puede ser suficiente para secar el rin. Puede ayudarse con la misma hidrolavadora, solo que en lugar de agua usar solo aire a presión para desalojar cualquier rastro de agua en los orificios del rin.
Crédito: Shutterstock
10/12
Comparte
Microfibras reservadas solo para el rin
El trapo debe de ser exclusivo para la limpieza de los rines, siguiendo el mismo criterio de cuidado de la carrocería, es decir, tener productos dedicados para cada parte del auto.
Crédito: Shutterstock
11/12
Comparte
A sacar brillo
Puedes aplicar una cera para rines que los proteja del polvo del ambiente y del generado por los frenos. Masajea toda la cara del rin con el producto, cada uno de los brazos, y los bordes. Deja que actúe por unos minutos y después pasa otra microfibra limpia y seca.
Crédito: Shutterstock
12/12
Comparte
¡Listo!
Los rines de tu auto han quedado limpios y brillantes. Recuerda que no solo mejoras la apariencia de tu auto, contribuyes a conservarlo en buen estado.
Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Consejos AutosAutos

Más contenido de tu interés