null: nullpx

Científicos buscan revivir al mamut lanudo 10,000 años después de su extinción

La posibilidad de que el mamut lanudo vuelva a la faz de la Tierra está cada vez más cerca de hacerse realidad, gracias a un grupo de científicos que se ha fijado la meta de devolver a estas bestias colosales a la tundra del Ártico.
15 Sep 2021 – 03:22 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La posibilidad de que el mamut lanudo vuelva a la faz de la Tierra está cada vez más cerca de hacerse realidad, gracias a un grupo de científicos que se ha fijado la meta de devolver a estas bestias colosales a la tundra del Ártico.

El ambicioso proyecto anunciado el lunes pasado viene acompañado de un importante apoyo económico de $15 millones, con lo que se buscará crear las condiciones para revivir a estos animales al estilo ‘Jurassic Park’.

La recaudación del capital ha estado a cargo de la compañía de biociencia y genética Colossal, cofundada por Ben Lamm, un emprendedor de tecnología y software, y George Church, profesor de genética en la Escuela de Medicina de Harvard y pionero en la creación de nuevos métodos de modificación genética.

Método ‘Jurassic Park’

Para logar la hazaña de regresar a este animal a la tierra tras 10,000 años de su desaparición, los científicos han comenzando por enfocarse en la creación de un híbrido de elefante y mamut a través de embriones de laboratorio que porten ADN del mamut.

Para esto, tomarán células de la piel de elefantes asiáticos -que están en peligro de extinción- y buscarán reprogramarlas para convertirlas en células madre más versátiles que puedan transportar el ADN de mamut.

En el caso de los genes particulares que son responsables del pelo de mamut, las capas de grasa aislante y otras características que permiten su adaptación al clima frío, los científicos van a combinar los genomas de mamut extraídos de animales recuperados del permafrost al norte del círculo polar ártico con los de los elefantes asiáticos.

Los embriones que resulten de este proceso se introducirían en una madre sustituta o en un útero artificial. Si todo esto transcurre según lo planeado y los enormes obstáculos que significa son superados, los investigadores esperan tener su primer par de crías dentro de seis años.

“Nuestro objetivo es hacer un elefante resistente al frío, pero este se verá y se comportará como un mamut. Esto no significa que estemos tratando de engañar a nadie, sino que queremos algo que sea funcionalmente equivalente al mamut, que disfrute de su tiempo a -40°C y haga todas las cosas que hacen los elefantes y mamuts, en particular derribar árboles ", dijo Church al diario británico The Guardián.


El proyecto se describe a sí mismo como un esfuerzo para ayudar a conservar a los elefantes asiáticos equipándolos con rasgos que les permitan prosperar en vastas extensiones del Ártico conocidas como la estepa mamut.

Pero los científicos también creen que la introducción de manadas de híbridos de elefante y mamut en la tundra ártica puede ayudar a restaurar el hábitat degradado y combatir algunos de los impactos de la crisis climática. Por ejemplo, al derribar árboles, las bestias podrían ayudar a restaurar las antiguas praderas árticas.

Escepticismo científico



Pese al optimismo de que el proyecto podrá mejorar las condiciones en que se encuentra la tundra ártica actualmente, hay algunos científicos que consideran que la creación de animales parecidos a mamuts en el laboratorio no es la mejor solución para restaurar la tundra.

"Mi opinión personal es que las justificaciones dadas, la idea de que se podría realizar una geoingeniería del medio ambiente ártico utilizando una manada de mamuts, no son plausibles", expresó la Dra. Victoria Herridge, bióloga evolutiva del Museo de Historia Natural a The Guardian.

“La escala a la que tendrías que hacer este experimento es enorme. Estás hablando de cientos de miles de mamuts, cada uno de los cuales tarda 22 meses en gestarse y 30 años en madurar", expuso.

En este sentido, Gareth Phoenix, profesor de ecología vegetal y cambio global en la Universidad de Sheffield, dijo al diario que “si bien necesitamos una multitud de enfoques diferentes para detener el cambio climático, también debemos iniciar soluciones de manera responsable para evitar consecuencias dañinas no deseadas. Ese es un gran desafío en el vasto Ártico, donde existen diferentes ecosistemas bajo diferentes condiciones ambientales.

Sin embargo, el optimismo de Lamm y Church respecto de su proyecto es enorme.

"Nuestro objetivo no es solo traer de vuelta al mamut, sino traer de vuelta manadas entrecruzables que se reprodujeron con éxito en la región ártica", explicó Lamm al diario británico, mientras Church remarcaba el buen ánimo que les genera la hazaña genética que buscan lograr.

“Se desconoce, por ahora, si los elefantes asiáticos querrían reproducirse con los híbridos. Es posible que tengamos que afeitarlos un poco”, dijo Church.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés