null: nullpx

Descubren una 'súper Tierra' que orbita una de las estrellas más longevas de la Vía Láctea

Un estudio encontró “uno de los planetas rocosos más antiguos hasta ahora descubierto", una muestra de que el universo ha estado formando este tipo de planetas desde hace 14,000 millones de años, dijeron científicos en un nuevo estudio publicado en The Astronomical Journal.
17 Ene 2021 – 04:13 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Un exoplaneta, aproximadamente 50% más grande que la Tierra, fue descubierto orbitando una de las estrellas más longevas de las Vía Láctea, de acuerdo con un nuevo estudio publicado en The Astronomical Journal.

El TOI-561b es un exoplaneta -llamado así por estar fuera de nuestro sistema solar- que ha sido denominado como una 'súper Tierra' debido a su tamaño, según estándares astronómicos.

A pesar de su tamaño, el coautor del estudio Stephen Kane explicó que el exoplaneta tarda solo 12 horas terrestres en completar una órbita alrededor de su estrella. "Por cada día que estás en la Tierra, este planeta orbita su estrella dos veces", dijo el astrofísico de la Universidad de California, en Riverside.

El documento, presentado el pasado lunes en la 237ª reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense establece que el exoplaneta fue descubierto gracias a la misión Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS) de búsqueda de planetas de la NASA, lanzada en 2018 y que observa estrellas para determinar si hay planetas orbitando alrededor de ellas.

Los investigadores lograron descubrir al TOI-561b (TOI es la abreviatura de TESS Object of Interest) desde el W.M. Keck Observatory de Hawaii. Allí pudieron determinar que la temperatura en la superficie del exoplaneta excede los 3,140 grados Fahrenheit (unos 1,727 grados centígrados) y que está ubicado en el grueso disco galáctico de la Vía Láctea, una zona poblada de estrellas donde es habitual encontrar elementos como hierro o magnesio, normalmente vinculados a la creación de planetas.

Sin embargo, lo que más ha sorprendido a los investigadores es que la densidad del exoplaneta: casi la misma que la de la Tierra, a pesar de su masa. Para Kane, esto es prueba de que “el planeta es extremadamente antiguo", debido a que no había tantos elementos pesados -que se producen a medida que las estrellas envejecen y explotan- en el universo.

Este hallazgo sobre el TOI-561b, “uno de los planetas rocosos más antiguos hasta ahora descubierto", es una muestra de que el universo “ha estado formando planetas rocosos casi desde sus inicios hace 14,000 millones de años (…) en un momento en que la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia comenzaban a brillar”, según palabras de la autora principal del estudio, Lauren Weiss.


Kane valoró que la información que surge gracias al hallazgo de este exoplaneta “puede ser un presagio de muchos mundos rocosos todavía por descubrir alrededor de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia”.

Además, el estudio explica que, si bien es imposible creer que haya vida debido a la temperatura de la superficie, no queda del todo claro si alguna vez fue habitable en sus 10,000 millones de años. El documento también señala que hay dos planetas adicionales orbitando la estrella, los cuales son más grandes y muy probablemente gaseosos.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés