null: nullpx
NASA

Descifrando los confines del Sistema Solar: la sonda Vogayer 2 sigue enviando datos desde el espacio interestelar 42 años después

La sonda gemela consiguió pasar la barrera hacia el espacio interestelar, lejos de la influencia energética del Sol y siguiendo una ruta diferente a la de su hermana, que hizo lo mismo en 2012.
5 Nov 2019 – 01:55 PM EST

Luego de 42 años de haber sido lanzada, la Voyager 2 ingresó al espacio interestelar, desde donde sigue emitiendo mensajes a la Tierra.

En 2018 la sonda espacial cruzó la heliosfera, que es la burbuja formada por el campo magnético del Sol y los vientos solares que pueden alcanzar velocidades de tres millones de kilómetros por hora en la que están albergados todos los planetas del Sistema Solar.

La sonda funciona como una vela de viento en una brisa fuerte y de acuerdo con Edward Stone, profesor del Instituto de Tecnología de California y autor principal de uno de los cinco artículos publicados en Nature Astronomy, se puede comparar con un superpetrolero cósmico que surca el espacio.

La Voyager 2 ha recopilado mediciones que han permitido a los astrónomos confirmar, en primer lugar, que ha cruzado al espacio interestelar, lo que la convierte en la segunda nave en hacerlo, después de que su gemela, la Voyager 1, lo consiguiera en 2012.

Y, en segundo lugar, ha arrojado información sobre la heliopausa, la estructura más externa de la heliosfera que actúa de límite entre ésta y el espacio interestelar, y de la que hasta el momento no se sabía nada.

“Cuando lanzamos la misión Voyager con las dos naves en 1977 no teníamos ni idea acerca de la burbuja que crea el Sol alrededor de él mismo con el viento solar supersónico, la heliosfera. No sabíamos que tan grande era, ni tampoco si las naves sobrevivirían tras llegar al final de la heliosfera y abandonarla para entrar en el espacio interestelar”, señaló Stone.

Datos sobre la heliosfera

Las naves Voyager 1 y 2 se lanzaron con días de diferencia y en trayectorias distintas para explorar Júpiter y Saturno. Tras cumplir los objetivos de sus respectivas misiones, ambas naves emprendieron el camino hacia el espacio interestelar.

“Que ambas naves, a pesar de estar viajando en trayectorias opuestas, hayan atravesado la heliopausa a la misma distancia aproximadamente del Sol, implica que la heliosfera es simétrica, al menos en los dos puntos en que los que las naves Voyager cruzaron”, apuntó Bill Kurth, de la Universidad de Iowa, coautor de uno de los estudios.

Pese a que la Voyager 1 envió a la Tierra datos valiosos acerca de esa región en el extremo de la burbuja solar, un fallo en su instrumento de plasma en 1980 impidió que tomara datos completos de esa transición. Por ese motivo, los científicos no pudieron identificar directamente la transición del plasma solar caliente al más frío interestelar.

La Voyager 2, en cambio, ha podido registrar con mediciones directas y detalladas ese paso. El instrumento de ondas de plasma de la Voyager 2, que captó un salto en la densidad de plasma: mientras que dentro de la burbuja solar el plasma es caliente y de menor densidad, en el espacio interestelar es más frío y de alta densidad.

Las observaciones de la Voyager cercanas a la heliopausa muestran magnitudes de campos magnéticos enormes, lo suficientemente grandes como para poder formar una burbuja esférica alrededor del Sol. También, a diferencia de la Voyager 1, los datos de la 2 sugieren que el límite de la helioesfera es más delgado y suave, con un campo magnético interestelar más fuerte al otro lado.

Los investigadores creen que la Voyager 2 cruzó la heliopausa en menos de un día y consideran que el medio interestelar más cercano a ese límite es más caliente y variable de lo que esperaban.

Los datos de la Voyager 2 han mostrado similitudes, pero también diferencias con respecto al cruce de la anterior Voyager 1 y los investigadores consideran que podrían deberse a los cambios en los niveles de actividad solar y a las trayectorias distintas de las naves.

Mira también:

“Solo salimos a hacer nuestro trabajo”: la histórica caminata espacial integrada solo por mujeres astronautas (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:NASATecnologíaCiencia
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.