null: nullpx
Chevrolet

Bienes de General Motors en Venezuela fueron confiscados judicialmente

Una demanda judicial de un concesionario en el occidente de Venezuela causó la paralización absoluta de las actividades de la filial venezolana de General Motors.
20 Abr 2017 – 05:41 AM EDT
Reacciona
Comparte
Opel and Chevrolet cars are seen at a parking near the factory of US auto producer General Motors (GM) in Shushary, outside Saint Petersburg, on March 18, 2015. Opel, the European arm of US auto giant General Motors, announced on March 18, 2015 it will withdraw from the Russian market, where its sales are falling, and will close its factory in St. Petersburg. AFP PHOTO / OLGA MALTSEVA (Photo credit should read OLGA MALTSEVA/AFP/Getty Images) Crédito: Getty Images

Un embargo judicial ordenado por una corte del estado Zulia en el occidente de Venezuela paralizó totalmente las operaciones de General Motors Venezolana (GMV), la mayor ensambladora automotriz de la conflictiva nación suramericana, según indica un reporte del diario El Carabobeño de la ciudad de Valencia en el estado Carabobo, donde se encuentran las oficinas y la principal planta d ensamblaje de GMV.

La medida fue tomada en el marco de una demanda iniciada en contra de GMV hace 17 años por un concesionario de la marca Chevrolet en la ciudad de Maracaibo, ubicada también en Zulia. La filial venezolana de General Motors había rescindido el contrato de concesión al demandante por “ineficiente desempaño” según un comunicado de GMV.

El monto de la demanda asciende a la cantidad de 476,000 millones de bolívares, el equivalente de 4,800 millones de dólares al cambio oficial y de 106 millones de dólares de acuerdo a la cotización del mercado paralelo. GMV dice que esta suma “ excede toda lógica e inviabilizaría las actividades de GMV en forma permanente”.

Cargando Video...
Chevrolet bate record Guiness con su nueva Silverado HD 2017

GMV había paralizado sus actividades de ensamblaje en el cuarto trimestre de 2015 por no poder obtener divisas para la adquisición de insumos ni poder repatriar sus ganancias por varios años.

La compañía había rechazado la adopción de un sistema que les permitiera vender vehículos con pagos mixtos en dólares estadounidenses y moneda local seguido sin buenos resultados por Ford y Toyota.

Aún así, había logrado en febrero pasado un acuerdo con el sindicato local de trabajadores a través del cual reincorporó 118 empleados a su nomina permanente.

El comunicado de GMV indica que “tiene la firme convicción de que el embargo es improcedente, absurdo, fuera de la lógica jurídica y del debido proceso”.

Loading
Cargando galería

Igualmente la empresa advierte a sus empleados que las instalaciones han sido tomadas por las autoridades por lo que deberán abstenerse de “asistir a la planta y a sus puestos de trabajo hasta tanto las medidas judiciales reviertan la situación”.

GMV también expuso la posibilidad de que sus cuentas bancarias sean bloqueadas “en cuyo caso ningún pago, incluyendo salaros, podrá ser realizado en el corto plazo”.

Lea también:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:ChevroletVenezuela