null: nullpx

Limusina Mercedes-Benz de Adolfo Hitler sale a subasta

El imponente convertible blindado de cuatro puertas fue usado por el mayor criminal de guerra de la historia entre octubre de 1939 y mayo de 1941.
21 Dic 2017 – 04:09 PM EST
Reacciona
Comparte
1/12
Comparte
Esta limusina para desfiles Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen 1939 que Adolfo Hitler utilizó entre octubre de 1939 y mayo de 1941, será subastada el próximo 17 de enero de 2018 por Worldwide Auctioneers en la ciudad de Scottsdale Arizona.

La construcción de este carro fue comisionada por Erich Kempka, un oficial de la SS que servía como el chofer personal de Hitler, en septiembre de 1938, a través de una carta dirigida directamente a la junta directiva de Daimler-Benz en la que especificó que el vehículo debería proporcionar la máxima protección protección al führer (lider) y que debía ser entregada lo antes posible.
Crédito: Worldwide auctioneers
2/12
Comparte
La segunda generación del Mercedes-Benz 770K, conocido también como Mercedes Grosse (Mercedes Grande) fue construida entre 1938 y 1943. El Mercedes Große es considerado como uno de los exponentes más representativos de la marca, gracias a su impecable y rigurosa aproximación a la ingeniería y su mano de obra casi perfecta. La unidad construida especialmente para el entonces lider alemán contaba con refuerzos para la protección del tirano, como vidrios antibalas incluyendo un parabrisas laminado resistente a impacto de balas de 30-mm y un escudo blindado en su parte posterior el cual podría ser levantado en el caso de un ataque. Este fue uno de los motivos por los que este modelo en particular era el utilizado para transportar otros dignatarios como Benito Mussolini, colega de hitler en el eje del mal.

Se podría decir que este 770K es un antepasado directo de la ínea de lumusinas blindadas Mercedes-Maybach Guard de la actualidad.
Crédito: Worldwide auctioneers
3/12
Comparte
Las elegantes líneas de la limusina abierta Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen evocan una de las épocas más celebradas en materia de diseño automotriz. A finales de los años 30 los fabricantes de automóviles se dieron cuenta cuán importante era el diseño para atraer a sus clientes más pudientes, que además de exigir lo mejor en mecánica y tecnología comenzaban también a buscar diseños elegantes, únicos y de belleza extrema. Crédito: Worldwide auctioneers
4/12
Comparte
Hitler no era fue único jefe de estado en utilizar modelos de la línea Mercedes-Benz 770, también su predecesor Paul von Hindenburg, el papa Pio XI y el emperador Hirohito de Japón se contaban entre los dignatarios usuarios de este prestigioso vehículo cuyos monumentales precios lo ponían fuera del alcance de los ciudadanos comunes.

Adolfo Hitler tuvo un total de siete Mercedes-Benz 770K Grosser de distintos años a su disposición.
Crédito: Worldwide auctioneers
5/12
Comparte
Bajo el capó de apertura estilo mariposa de este Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen 1939 se encuentra un monumental motor de 8 cilindros en línea de 7.7 litros de desplazamiento, lo que explica la denominación numérica del modelo. El motor de este modelo está equipado con el supercargador activable opcional.

El motor genera 155 caballos de fuerza con aspiración natural y 230 caballos de fuerza con el supercargador activado. La transmisión es manual de 5 velocidades, donde la quinta es una sobremarcha, mientras que los cuatro frenos son de tambor pero accionables a través de un mecanismo hidraulico y la suspensión es independiente en el tren delantero y de eje rígido vivo con diseño tipo de Dion con espirales en la parte trasera. Lo mejor en ingeniería automotriz hace 80 años.
Crédito: Worldwide Auctioneers
6/12
Comparte
Afortunadamente para quienes vayan a pujar por ese vehículo histórico, los récords de este Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen han sido meticulosamente mantenidos durante los últimos 79 años. El automóvil fue incautado por las fuerzas aliadas tras la caida de Berlín y puesto bajo la custodia de la policía militar estadounidense en Le Havre en Francia. Allí un soldado texano dijo haberlo manejado extensamente y reconoció haberse enamorado de su majestuosidad estética y mecánica. Crédito: Worldwide auctioneers
7/12
Comparte
El Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen con la capota alzada asume una personalidad totalmente distinta, más elegante aún con un aspecto decididamente majestuoso e imponente. Crédito: Worldwide auctioneers
8/12
Comparte
En esta imagen tomada el 18 de junio de 1940 podemos ver al Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen siendo utilizado para el propósito para el que fue ordenado y construido, pasear a los criminales de guerra más infames en la historia de la humanidad. Allí podemos observar a benito Mussolini y a Adolfo Hitler paseandose en el Mercedes Grosse en una visita de estado del primero a Berlín. Crédito: Worldwide auctioneers
9/12
Comparte
El tercer dueño de este Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen fue A.H. Vander Elst, Jr., un fabricante belga de cigarrillos, quien lo adquirió en 1946. Sin embargo el vehículo duró muy poco tiempo en sus manos. Las escases de tabaco en la Europa de la postguerra llevó a Vander Elst a venderle el vehículo al Tom N. Austin, un magnate tabacalero de Greeneville en Tennessee, quien llevó al auto a Estados Unidos. ¿El precio? Un cargamento de tabaco valorado en 1,800 dólares de 1946 el equivalente a 23,877 dólares de hoy en día. Crédito: Worldwide auctioneers
10/12
Comparte
Este boceto es parte de los planos de diseño del Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen utilizado por los talleres de carrocería Mercedes-Benz Sindelfingen Werks. Crédito: Worldwide auctioneers
11/12
Comparte
Aparte de su oscuro pero histórico origen, otros de los aspectos que probablemente ayudarán a que este vehículo alcance un precio importante es el buen estado en que ha sido preservado durante todos estos años. El carro fue sometido a una retauración cosmética en los años 70, cuando paenas mostraba 33,309 kilómetros en el odómetro, en la que se preservó la tapicería original que estaba en muy buen estado. Crédito: Worldwide Auctioneers
12/12
Comparte
Esta es la primera vez en que el Mercedes-Benz 770K Grosser Offener Tourenwagen que utilizó Hitler y que ha sido propiedad de 9 dueños distintos durante los últimos 78 años, será ofrecido en subasta pública. Worldwide Auctioneers la casa encargada de llevar a cabo la subasta, hace suyas las palabras que acompañan la muestra del Mercedes-Benz del nazi Hermann Göring en el Museo de Guerra Canadiense en Ottawa, Ontario:

“El propósito de esta muestra no es glorificar a Hitler o a sus políticas destructivas, no. El proósito es mostrar uno de los carros más excepcionales del siglo XX, un carro construido por gente talentosa que representa el pináculo en materia de mano de obra. Pero es también en homenaje al espíritu de lucha del soldado estadounidense que nos enorgullese mostrar esta obra maestra qe fue propiedad de un dictador caido. Y sobre todo lo demoas, esta muestra debe servir como un recordatorio nunca más debemos permitir que la maldad que este auto representa vuelva a repetirse".

El 10% de la venta del automóvil será donada y usada para la educación sobre las causas que llevaron a la ocurrencia del Holocausto y como prevenir efectivamente atrocidades similares en el futuro.
Crédito: Worldwide Auctioneers
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés