Muere acribillado otro periodista en México, el cuarto en mes y medio

Maximino Rodríguez Palacios, un veterano reportero de 71 años que trabajaba para un blog en Baja California, "fue atacado a tiros y privado de la vida" cuando llegaba en su vehículo a una tienda acompañado de su esposa.
15 Abr 2017 – 3:21 AM EDT

La lista de periodistas asesinados en México añadió un nuevo nombre este viernes con el homicidio a balazos de un veterano reportero de la sección policial de un blog en Baja California Sur (noroeste), sumando el cuarto comunicador ultimado en el país desde marzo pasado.

Maximino Rodríguez Palacios "fue atacado a tiros y privado de la vida" cuando llegaba en su vehículo a una tienda acompañado de su esposa, indicó el Colectivo Pericú, el blog de noticias para el que trabajaba el reportero.

La fiscalía estatal confirmó el asesinato del reportero de 71 años "por disparo de arma de fuego".

Agentes de investigación y peritos aseguraron "casquillos percutidos para trasladarlos al laboratorio", indicó la institución en un comunicado.

El asesinato fue perpetrado hacia el mediodía, cuando desconocidos lanzaron desde una camioneta pick up una "descarga de disparos" contra el reportero, aparentemente "con rifles de alto poder", según el Colectivo Pericú.

De acuerdo con los primeros informes, el tiroteo comenzó cuando Rodríguez se estaba estacionando en la zona de discapacitados de la tienda, donde iba a solicitar una silla de ruedas para su esposa, quien tiene problemas de movilidad.

El cuerpo sin vida del periodista quedó en el interior de su automóvil, mientras su esposa resultó ilesa.

En la escena del crimen, acordonada por las autoridades se encontraba el automóvil azul de Rodríguez con los cristales estrellados por numerosos impactos de bala.

"Colectivo Pericú reprueba con toda firmeza este ataque contra un compañero (...) Exigimos a las autoridades su aplicación en la aclaración de este y muchos otros crímenes que siguen impunes y han dejado a familias destrozadas por el dolor", publicó el blog, que se especializa en las noticias del turístico estado de Baja California Sur.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) se encuentra documentando este caso y asegura que se inscribe en un contexto de repunte de violencia y asesinatos en el estado.

Rodríguez llevaba "muchos años como periodista y columnista, y sus declaraciones eran muy fuertes, muy críticas", comentó a AFP Balbina Flores, representante en México de RSF.


Un gremio bajo amenaza

Marzo fue un mes negro para el periodismo en México. Tres reporteros fueron asesinados y un cuarto sigue reponiéndose tras ser baleado.

Rodríguez es el último de una larga lista de víctimas en el gremio de la prensa.

El 28 de marzo en Los Cabos, un enclave turístico cercano a La Paz, fue atacado a tiros en su casa el periodista Julio Omar Gómez, que solía dirigir un sitio de noticias por internet y actualmente trabaja para el departamento de prensa de la ciudad. El reportero, que ya había sido blanco de dos ataques previos, salió ileso pero murió el guardaespaldas que el gobierno le había proporcionado después de que él denunció las amenazas que había recibido.

Hace tres semanas, el 23 de marzo, Miroslava Breach, reportera del periódico La Jornada, fue asesinada a balazos frente a su casa en la ciudad norteña de Chihuahua. El columnista Ricardo Monlui corrió la misma suerte el 19 de marzo en Veracruz y el 2 de marzo mataron a Cecilio Pineda Brito, un periodista independiente en el estado sureño de Guerrero.

Además, Armando Arrieta, que trabajaba como editor de noticias para el diario La Opinión de Poza Rica, Veracruz, fue tiroteado el 29 de marzo. No perdió la vida pero sufrió heridas graves.

Las autoridades se han declarado preocupadas por la situación que se está viviendo.

"El grado de violencia es algo que nos preocupa y sé que el gran componente es dar una respuesta, que no haya impunidad", reconoció a finales de marzo Sara Irene Herrerías, subprocuradora general para los derechos humanos.

Las organizaciones que trabajan por la libertad de expresión insisten en que la impunidad es precisamente el mayor problema.

Los asesinatos contra periodistas se dispararon en México en 2006, cuando se desató una ola de violencia a raíz del combate militarizado contra el narcotráfico.


A partir de ese año, los asesinatos anuales contra reporteros oscilaban entre tres y diez, pero 2016 registró un récord con 11 periodistas asesinados y más de 400 agresiones contra la prensa, según datos de la ONG Artículo 19.

Desde hace una década, esa organización denuncia que más de la mitad de amenazas a periodistas en México proceden de funcionarios, a lo que se suma una impunidad casi total: 99,75% de casos sin resolver.

Pericú hizo hincapié en que la labor periodística de Rodríguez "siempre fue a la altura de las necesidades informativas de la población únicamente".

"Con valentía, Max Rodríguez junto con sus compañeros, siempre estuvo en primera línea cumpliendo a cabalidad son su labor de transmitir los hechos en tiempo real", comentó.

De acuerdo con la ONG Reporteros Sin Fronteras, México es el tercer país más peligroso para ser periodista luego de Siria y Afganistán, con 102 asesinados desde 2000. A esta cifra se sumaría el asesinato de Rodríguez.

Imágenes de violencia en Filipinas y supervivencia en Chicago ganan el premio Pulitzer de fotografía 2017

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MéxicoPeriodismo
Publicidad