Asesinatos

Líder de cooperativas mineras imputado por el asesinato de viceministro en Bolivia

Una jueza ordenó este domingo recluir en prisión a seis mineros acusados por el secuestro y linchamiento del viceministro del Interior, Rodolfo Illanes, durante actos de protestas del sector.
28 Ago 2016 – 7:08 AM EDT

Carlos Mamani, conocido líder de las cooperativas mineras de Bolivia, y otros cinco mineros, fueron imputados por su presunta responsabilidad del asesinato del viceministro Rodolfo Illanes, quien perdió la vida esta semana cuando acudió a negociar en un conflicto minero por la modificación de una ley.

La Fiscalía acusa a Mamani, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Minera (Fencomin), de "los delitos de asesinato; robo agravado; organización criminal; tenencia y porte o portación ilícita; y atentados contra miembros de organismos de seguridad del Estado, en grado de autoría", señaló en un comunicado.

El fiscal departamental Edwin Blanco, informó que "tras la valoración de las pruebas colectadas y las declaraciones de los distintos actores y testigos”, la comisión de fiscales imputó inicialmente a Carlos Mamani, Carlos Castro y Julián Pinto, que “fueron plenamente identificados como actores materiales e intelectuales del asesinato del viceministro de Régimen Interior".

A los otros dos mineros se les acusó de los mismo cargos pero como cómplices, al igual que a René Cochi, Roberto Durán y Silvestre Flores, a los que la fiscalía amplió posteriormente la imputación, según reseñó la agencia Efe.

La jueza Ana Dorado ordenó este domingo el encarcelamiento preventivo de los seis tras una audiencia de seis horas celebrada durante la noche, según indicó una fuente de la Fiscalía de La Paz.

Signos de tortura

Según la imputación, el viceministro fue asesinado el jueves en la localidad de Panduro, a casi 300 kilómetros de La Paz, adonde acudió como representante para dialogar y mediar en el conflicto.

El relato de la Fiscalía apunta que los tres imputados, junto con un centenar de cooperativistas mineros, secuestraron al Illanes y le trasladaron a la comunidad de Belén en el cerro Pucara, "donde con alevosía, ensañamiento y premeditación le quitaron la vida a golpes".

El certificado de defunción de Illanes revela lesión de centros nerviosos superiores; lesión vascular y nerviosa; hemorragia subdural, subcranoidea; edema cerebral; traumatismo cráneo encefálico y politraumatismo facial, torácico, genital y de extremidades.

En el marco de la protesta los mineros bloquearon el miércoles la principal carretera de Bolivia y dos mineros murieron por disparos en enfrentamientos con la policía.

El jueves, tras el secuestro del viceministro, y en medio de la tensión otro enfrentamiento con las autoridades causó la muerte de otro minero que según los medios locales fue el detonante de la golpiza mortal a Illanes.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló que "obviamente, también es necesario aclarar estas muertes", según declaraciones recogidas por la Agencia Efe.

Los mineros de Fencomin exigían la anulación de una ley que permite la formación de sindicatos en las cooperativas, lo que constituye un gran avance para sus derechos como trabajadores en un rubro extramadamente informal de la minería, pero los manifestantes lo consideran perjudicial para esas entidades.

Además, prohíbe las firmas directas de contratos entre empresas cooperativistas y empresas transnacionales, pues tales acuerdos son contrarios a la constitución boliviana.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó "todo acto de intransigencia", al tiempo que se motró convencido de que "el Gobierno nacional ha derrotado un golpe de Estado", supuestamente planeado por los mineros.

Lea también:

RELACIONADOS:AsesinatosBoliviaAmérica Latina
Publicidad