Asesinatos

Entierran con su vestido de novia a la hispana apuñalada en Washington DC cuando salió a trotar

La muerte le llegó a Wendy Martínez pocos días después de comprometerse con su novio cuando corría en la capital y se cruzó con un hombre que la apuñaló. Su familia decidió enterrarla con el traje que había escogido para una recepción de matrimonio que la pareja tenía previsto celebrar en Colombia, el país del novio.
27 Sep 2018 – 3:58 PM EDT

Una semana después de ser asesinada por un hombre mientras corría en Washington DC, la hispana Wendy Martinez, de 35 años, fue enterrada en West Palm Beach (Florida) con uno de los vestidos que pensaba lucir en la fiesta de recepción de su matrimonio en Colombia, el país de su prometido.

Su madre, Cora Martínez, explicó que decidió enterrar a su hija con ese vestido que elegieron juntas durante los preparativos de su boda que comenzaron semanas atrás cuando su novio, Daniel Hincapié, le pidió matrimonio. "Ella dijo: ' Definitivamente este es el traje que voy a llevar en Colombia. Amamos Colombia y sabemos por qué", dijo la madre con una sonrisa mirando al prometido de su hija en una entrevista a la televisión local WPBF.


Al funeral, que se celebró el martes, asistieron decenas de amigos y familiares de Martínez.

En una vigilia reciente celebrada en Washington DC, el prometido de Martínez recordó el buen momento que vivía la pareja antes de su matrimonio. “Estaba muy emocionado. Era el hombre más feliz del mundo, estaba comprometido con el amor de mi vida y estábamos planeando las fechas, los lugares y pensando en la logística (de la boda)", explicó. "Y de repente se ha ido. Es una auténtica tragedia".

Siete puñaladas mortales

Martínez fue asesinada el 18 de septiembre en Washington DC, la ciudad donde vivía junto a su novio. Allí encontró la muerte cuando salió a correr por el tranquilo vecindario de Logan Circle cerca de las 8:00 de la noche y se cruzó con un hombre que se lanzó a apuñalarla.


Martínez corrió hasta un restaurante cercano para pedir ayuda, donde algunos clientes y empleados se acercaron a asistirla, pero acabó falleciendo por las siete puñaladas en la cara, el cuello y la espalda y que le propinó el agresor, según los documentos judiciales. Todo quedó grabado por cámaras de seguridad de la zona.

La Policía dijo que el apuñalamiento fue aparentemente al azar ya que no existe información que sugiera que el sospechoso y la víctima se conocían de antes. Tampoco se investiga como un intento de robo. El detenido y acusado por el asesinato es Anthony Crawford, de 23 años, un joven que tiene antecedentes penales en los que no hay indicios de violencia, según las autoridades.

La familia de Martínez vive en West Palm Beach (Florida), a donde llegaron hace décadas desde Nicaragua.

El diario The Palm Beach Post publicó en 2005 que Martínez fue una de los ocho estudiantes universitarios seleccionados para una pasantía por el Congressional Hispanic Leadership Institute, una organización no partidista que trabaja sobre temas referidos a estadounidenses de ascendencia hispana y portuguesa.

El medio dice que Martínez también realizó una pasantía de algunas semanas para el entonces congresista republicano de Florida, Mario Díaz-Balart.

La joven asistió a la universidad Georgetown y obtuvo una maestría en Estudios Latinoamericanos en 2012. La madre de Martínez, le dijo a The Washington Post que su hija había trabajado para la Embajada de Nicaragua.

Era una joven extremadamente orgullosa de su herencia hispana, según dijo Cora Martínez a ese diario recientemente. "Estamos profundamente tristes por esta tragedia sin sentido (...) Wendy Karina Martínez fue la luz de nuestras vidas", afirmó.

Dolor e indignación por el asesinato de Mollie Tibbetts

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosObituario
Publicidad