Asesinatos

"Alguien le arrebató la vida a mi hija, pero no su alegría": en medio de globos y flores despiden a Hania Aguilar

Familiares y amigos recordaron a la adolescente asesinada en un funeral en Lumberton, Carolina del Norte. Vestidos con su color preferido, destacaron la sonrisa y amabilidad de Hania. Su madre habló de una de sus últimas conversaciones y se leyó una emotiva carta que envió el padre de la niña desde Guatemala, pues no obtuvo una visa para acudir al entierro.
9 Dic 2018 – 10:24 PM EST

En medio de globos morados y coronas florales, amigos y familiares despidieron el sábado a Hania Aguilar, la joven de 13 años que fue secuestrada y asesinada en Carolina del Norte, horas después de que se anunciara el arresto de su presunto verdugo.

Entre lágrimas, su madre Celsa Hernández prometió mantener la fortaleza y ayudar a otras familias que viven tragedias similares. La ceremonia, en inglés y español, en el gimnasio de la preparatoria Lumberton, a unas 95 millas de Raleigh, también incluyó un mensaje desde Guatemala del padre biológico de Hania, a quien le negaron la visa para asistir al funeral.

Hernández agradeció el apoyo de las autoridades que ayudaron a que Hania "volviera a casa".

"Hubo alguien que le arrebató la vida a mi hija, pero no su alegría", enfatizó.

Tanto Hernández como muchas de las cerca de mil personas que acudieron se vistieron de morado en honor a la adolescente. De acuerdo con medios locales, ese era el color preferido de la niña. Mientras un grupo de jóvenes se abrazaba llorando, también tocaron su canción predilecta: "A Thousand Years", de Christina Perri.

Durante la ceremonia se mostraron fotografías de Hania y sus amigas leyeron cartas.

“Cuando me enteré que eras tú, mi corazón se partió en pedazos", dijo Jeidy Díaz. "Jamás pensamos que algo así te pasaría”.

Hania fue secuestrada en la mañana del 5 de noviembre mientras esperaba a que un familiar saliera de su casa para llevarla a la parada de autobús. El auto en el que Hania fue secuestrada fue encontrado el 8 de noviembre en una zona boscosa cercana a la casa de su familia, mientras que su cuerpo fue hallado en un depósito de agua el 27 de noviembre. Los resultados arrojados por las pruebas forenses realizadas a partir de entonces sustentan 10 cargos que se le imputan al sospechoso detenido Michael McLellan, entre ellos asesinato en primer grado y violación de un menor en primer grado.

Jeidy recordó cómo Hania se le acercó con una sonrisa y se presentó en un paseo de autobús. Ella era una niña tímida y Hania “lo contrario”, aseveró.

“Gracias por ser una buena amiga, hermana, hija", dijo.

La directora de la secundaria a la que acudía Hania afirmó que será recordada por la influencia que tuvo en sus compañeros: "toda la gente que ella ha tocado, su amor, su sonrisa, sus actos de bondad, sus palabras de cariño, sus conversaciones divertidas, sus aspiraciones que siempre van a ser parte de la escuela Lumberton”.


Una carta desde Guatemala

Noé Aguilar, el padre de Hania, quería venir desde Guatemala para asistir al entierro de su hija en Lumberton. Sin embargo, la respuesta del departamento de Estado de EEUU a su petición de una visa fue negativa. En declaraciones al Noticiero Univision, el guatemalteco reconoció haber entrado ilegalmente a este país en tres ocasiones.

Aunque no pudo estar presente físicamente, Aguilar mandó una carta que fue leída durante la ceremonia, en uno de los momentos más emotivos del encuentro.

"Siempre serás mi mayor tesoro, descansa en paz hija", escribió. "Mi hermosa princesa, una vida es poco para todas las cosas que me hubiera gustado vivir contigo. Te fuiste antes que yo mi hermosa princesa (...) En el cielo ya disfrutan de tu bondad y alegría mientras aquí en la tierra tu papi sufre tu partida, mi hermosa niña. Me duele mucho mi alma al no poder estar a tu lado, pero siempre te tendré en mi corazón. Descansa en paz, mi preciosa".

Por su parte, la madre de Hania recordó una de sus últimas conversaciones con la adolescente. Afirmó que le agarró la mano y le dijo que quería "ser eterna para ella, para cuidarla".

El ataúd blanco con el nombre de Hania escrito en letras doradas fue transportado por una carroza con caballos hasta un cementerio en Lumberton.

Ve también:


Las 5 muertes trágicas de niños que conmocionaron a la comunidad en California

Loading
Cargando galería
Publicidad