null: nullpx
Logo image
Eutanasia

La dura historia de una patinadora destacada en Colombia que murió por eutanasia en medio de un cáncer terminal

En agosto de este año, Carolina Otárola supo que tenía un cáncer gástrico que no era posible sanar. Le ocasionaba intensos dolores. Aunque fue una decisión difícil, la deportista quiso tener una muerte bajo sus propios términos y su familia la apoyó.
Publicado 13 Nov 2022 – 04:00 PM EST | Actualizado 13 Nov 2022 – 04:02 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La reconocida patinadora artística Carolina Otálora de Colombia falleció este fin de semana tras recibir la sedación paliativa terminal que había pedido en medio de los intensos dolores que le ocasionaba un cáncer gástrico que no tenía cura.

Otárola había recibido el diagnóstico hace apenas unos meses. Lo supo en agosto de este año cuando se preparaba para el Campeonato Panamericano de Naciones y eso la alejó para siempre de las pistas de patinaje a las que había dedicado su vida. Su última competencia fue en abril, en la que logró subir al podio.

Durante casi tres décadas, Otálora dio muchas medallas a Colombia y a Cundinamarca, especialmente en pareja, junto a su compañero en el deporte y la vida, Juan Lemus. Estuvieron juntos 27 años y, además de los premios, su mayor éxito fue su hijo, Juan Sebastián, de 23 años, quien también es patinador artístico.


Ni Lemus ni su hijo quisieron en un inicio que Carolina recibiera la eutanasia, de acuerdo con reportes de medios locales. Pero los dolores eran demasiado fuertes. Y la familia era consciente de que su enfermedad era incurable. Padre e hijo decidieron apoyarla y estuvieron con ella hasta el último momento.

Otárola le dedicó 32 años al patinaje. En el 2000, ella y Lemus fueron campeones nacionales en la modalidad de pareja, informó El Tiempo. Desde entonces ocuparon el podio y llegaron a alcanzar el cuarto lugar a nivel mundial.

La eutanasia en Colombia

Colombia despenalizó la eutanasia hace 25 años. Fue uno de los primeros países en el mundo en hacerlo y el primero de América Latina, pero la ley fue promulgada recién en 2015.

La legislación contempla una serie de requisitos para que las personas puedan solicitar el acceso a lo que se considera una muerte digna. Uno de ellos era que las personas hubiesen recibido un diagnóstico terminal. Pero en julio de 2021, el país exendió la cobertura del derecho a "morir dignamente" a pacientes no terminales.

En enero de 2022, Víctor Escobar se convirtió en el primer colombiano en morir por eutanasia y acceder a una muerte digna sin ser un paciente terminal.

En mayo de este año, la Corte Constitucional legalizó también el suicidio médicamente asistido, que se diferencia de la eutanasia en que este procedimiento es llevado a cabo por el propio paciente, aunque con presencia de un médico.

Según el diario El Tiempo, el caso de Otálora fue eutanasia, pero por respeto no divulgó más detalles. Según la familia de la deportista, ella la solicitó de manera voluntaria y autónoma, en uso de plenas facultades, y los medicamentos de sedación fueron aplicados por un equipo médico.

"Carito ha logrado su objetivo de irse al cielo con la bendición de todos. Por favor estar listos para despedirla como ella nos lo pidió. Ahora es un angelito más en el cielo y desde allí nos cuidará a a todos. Tuve la fortuna de tomar su mano en sus últimos suspiros y no sentí miedo. Creo que fue un momento feliz y simplemente se tranquilizó para volar muy alto", escribió en redes sociales su compañero.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:EutanasiaAmérica LatinaColombia

Más contenido de tu interés