null: nullpx
Accidentes

"Creí que íbamos a morir": un ascensor se desploma 84 pisos con seis personas dentro

Seis personas, entre ellos una mujer embarazada y varios mexicanos, estuvieron atrapados por varias horas luego que tomaran un elevador en el cuarto edificio más alto de Chicago. Los bomberos tuvieron que abrir un hueco en la pared para poder rescatarlos.
19 Nov 2018 – 01:50 PM EST

"Al principio pensé que íbamos a morir". Con estas palabras describía Jaime Montemayor lo que vivió el viernes a la noche cuando el elevador en el que estaba se desplomó al vacío por 84 pisos.

Junto a él había otras cinco personas: su esposa, dos estudiantes de derecho y otras dos, incluyendo una mujer embarazada. Todas ellas se encontraban en el cuarto edificio más alto de Chicago, situado en el 875 North Michigan Avenue y que antes era conocido como John Hancock Center, una de las atracciones de la ciudad. De repente, cuando iban descendiendo, escucharon un "clack, clack, clack", según describió Montemayor, un turista de 50 años, a CBS Chicago.

El grupo había subido hasta el piso 95 para ir a un restaurante situado en la parte superior del rascacielos y disfrutar de una panorámica desde lo alto de la ciudad. En su camino hacia abajo, decidieron subirse a un ascensor rápido.

Cuando apenas iniciaban el descenso, el elevador comenzó con unos pequeños movimientos y finalmente cayó por 84 pisos en los que el polvo y la suciedad inundó el interior del ascensor.

"Desde que entramos al elevador y vimos que algo estaba mal, sentí que algo iba a pasar en mi vida", dijo a Univision Noticias Maña Castillo, esposa de Montemayor.

Todos ellos temieron por su vida: se pusieron nerviosos, comenzaron a gritar y algunos a llorar. Montemayor, que reside con Castillo en la capital mexicana y estaban visitando Chicago, se abrazó a ella y los dos comenzaron a rezar.

"Nos caímos, pasó rapidísimo. Lo único que hice fue abrazar a mi esposo (...) Estuvo horrible", añadió Castillo.


"Estábamos bajando y luego noté que estábamos cayendo", recalcó el turista mexicano, por lo que apretaron el botón de emergencia. Sin embargo, los equipos de rescate no pudieron llegar hasta ellos inmediatamente: tuvieron que esperar cerca de tres horas.

Las complicaciones

"Fue peor cuando nos contactaron y nos dijeron que no encontraban el elevador. Ese fue para mí el momento más difícil", explicó Castillo. Y es que el lugar donde finalmente quedó estabilizado el ascensor es un "conducto ciego": un lugar donde no hay puertas o forma rápida para acceder al elevador, según explicaron los bomberos de la ciudad.

"Era una situación muy precaria ya que los cables que se rompieron estaban encima del ascensor", indicó Patrick Maloney, del Departamento de Bomberos. "No pudimos hacer un rescate de un elevador a otro. Tuvimos que romper una pared en el piso 11 del garaje para poder abrir las puertas", añadió.

El grupo de seis personas podía escuchar los trabajos de los rescatistas. "Se comunicaban con nosotros y nos decían que ya estaban cerca", explicó Castillo.

Finalmente fueron liberados hacia las tres de la mañana luego que los bomberos consiguieron acceder al ascensor por un agujero de 5x5 pies.

Ninguna de las personas que estaba en el interior tuvo que ser hospitalizadas.

La ciudad de Chicago exige que cada año sean inspeccionados los cerca de 22,000 ascensores de la ciudad. El que cayó el viernes pasó su último examen el pasado mes de julio.

"Cuando abrieron la puerta el sentimiento fue como gracias, 'colega'", dijo Montemayor al Tribune.

De la 'Carretera de la muerte' a la 'Fabricante de viudas': las vías más peligrosas del mundo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AccidentesChicagoLatinosLocal
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.